¿Por qué hay cada vez menos interesados en estudiar ingeniería?

La semana pasada, la presidente Cristina Fernández de Kirchner instó a que haya más profesionales de la ingeniería en Argentina, una carrera que demanda muchos años de esfuerzo y que no estaría teniendo en la actualidad, el número de egresados esperados en las universidades. Sobre éste y otros temas, habló con El Observador, el presidente del Colegio de Ingenieros de Entre Ríos, José Barbagelata, quien remarcó que “es importante esto que plantea el gobierno nacional. Las decisiones para estudiar una carrera son 2 fundamentalmente: una es la vocación y la otra, la perspectiva de desarrollo económico y personal. Y cuando esto último, no se ve con total claridad, sucede lo que está acaeciendo en este momento en el país. Este año, en la Universidad Tecnológica, que nuclea a ingenieros electrónicos y electromecánicos, se recibieron solamente 40 personas. Las carreras de ingeniería son muy largas, de mucha dedicación y estudio y si no se visualiza una salida laboral rentable y que permita un crecimiento económico, es muy complicado que los chicos las elijan”. Acotó que “hoy hay ingenieros que tienen mucha actividad y otros que no. Lo que también observamos es que no hay un buen nivel de ingreso para los profesionales del área que trabajan en relación de dependencia. Al ser profesionales, no están muchas veces incluido dentro de los convenios colectivos y cuando están incluidos no están jerarquizados debidamente”.

El dirigente señaló que “actualmente como Colegio, estamos abocados a una cuestión que nos preocupa, que son las actividades que se desarrollan prestando servicio a la sociedad y que no están controladas ni reguladas por ningún ente del Estado y que generalmente tienen que ver con la seguridad pública. Por ejemplo, en la parte de preparación de comidas, nosotros tenemos los profesionales para controlar la habilitación del local y los procesos de elaboración, para que la preparación se haga dentro de lo que se llaman buenas prácticas y manufactura. Eso, hoy en día no se controla. Respecto de la parte de seguridad eléctrica e instalación, estamos un tanto alarmados, porque se han producido varios hechos de incendios por culpa de instalaciones eléctricas defectuosas, en donde seguramente no se realizaron con todos los recaudos que correspondía hacerlo. Nuestro objetivo es tratar de crear, en la conciencia de las entidades públicas, la necesidad de que intervengan en estos casos profesionales que estén debidamente habilitados. Nosotros no decimos que somos los únicos que podemos hacerlo, pero sí sabemos que lo que tenemos para brindar, es lo que se necesita en estas situaciones. Seguramente hay otros profesionales que puedan llevarlo adelante, pero lo que nos importa es que estas personas estén debidamente preparadas para la competencia correspondiente y habilitados para realizar la actividad profesional. Asimismo, en algunas ciudades un poco más grandes, como Paraná, Concordia o Gualeguaychú, que han empezado a desarrollar altos edificios en torre, estamos trabajando en normas de seguridad para la colocación de ascensores, ya que han ocurrido varios casos de accidentes graves, por fallas en el montaje y control de los mismos. En resumen, el eje central de nuestro trabajo es conseguir que se reconozcan las incumbencias y las competencias profesionales”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.