Seis años de prisión para el primer condenado por el homicidio de Julio Trossero

0
110
En un juicio abreviado, este martes por la mañana, Oscar Domínguez aceptó cumplimentar seis años de prisión por el asalto a Julio Trossero. La condena del hombre de 26 años es por su participación en el plan previo y el asalto del tambero de Seguí, pero no por su asesinato ya que quedó afuera de la casa, esperando en el auto.
Hoy el juez de Garantías N°3 de la ciudad de Paraná, Ricardo Bonazzola, escuchó los argumentos de la Fiscalía para pedir la clausura de la Investigación Penal Preparatoria y elevar la causa por el asesinato del tambero de Seguí, Julio Trossero, a juicio oral.
El asesinato del productor ocurrió en agosto del año pasado. Seis personas están acusadas del grave delito de Homicidio en Ocasión de Robo que prevé una pena de prisión perpetua, tras haberle dado una golpiza que días más tarde provocó su muerte.
Los imputados son Rodrigo Leiva, Martín Olmos, Marcelo Payé, Oscar Domínguez y Camilo y Marcelo Santos.
Menos Olmos, el resto está impedido de salir a la calle. Los Santos, padre e hijo, están bajo arresto domiciliario, mientras que el resto está en la Unidad Penal N°1 de Paraná. Olmos, que es oriundo de Viale, podría quedar excluido del caso, ya que la investigación habría probado que no participó del hecho.
Leiva, que declaró que él estuvo en el tambo de Trossero pero no participó del asesinato, seguirá en la cárcel al igual que Payé, quien según la Fiscalía tuvo el celular de la víctima en su poder. Otro que continuará en el penal es Domínguez, un remisero que está señalado como la persona que llevó a los ladrones hasta Seguí para alzarse con el dinero de una supuesta venta que había realizado la familia Trossero.
Según estaría probado en esta instancia, los imputados planificaron el golpe, pero con datos erróneos, ya que los Trossero no tenía dinero.
El homicidio sucedió durante la noche previa al domingo de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO).
Julio fue atacado junto a su madre por una banda de ladrones que buscaba plata, porque tenían el dato de que había dinero en efectivo en la casa marcada.
Diario Uno