Nueva Ley de Agroquímicos: Apoyo y críticas para un debate que seguirá en Diputados

0
24

En la última sesión del 2017, la Cámara de Senadores de Entre Ríos dio media sanción a un proyecto de ley que propone “un sistema de uso adecuado, racional, responsable y correcto de productos fitosanitarios en los procesos productivos”. Se trata de una iniciativa que tiene como objetivo, “la protección de la salud humana, de los recursos naturales, del ambiente y de la producción agropecuaria”, contribuyendo “a lograr calidad de los alimentos y materias primas de origen vegetal, al desarrollo sostenible y a minimizar el impacto ambiental que pudieran generar estos productos que forman parte del paquete tecnológico que se aplica en los cultivos que cubren nuestro territorio”.

El dirigente de la Sociedad Rural Argentina en Entre Ríos, Mauricio Sordelli, calificó como “más moderno y amplio” el texto con media sanción que se aprobó en el Senado e hizo notar que a nivel medioambiental en la provincia “no han existido inconvenientes graves” con el uso de agroquímicos.

“Es una ley que considera una mayor cantidad de situaciones, que traerá tranquilidad a la comunidad y a los productores nos obligará a ser más precisos y exactos en nuestro trabajo, por lo que lo veo como un paso adelante. Los agricultores sabemos que haciendo las cosas bien, no vamos a tener problemas”.

“Si la aplicación está bien hecha, con condiciones meteorológicas acordes, con máquinas monitoreadas y con la presencia de un profesional más la responsabilidad del dueño del predio, diría que no hace falta hablar de distancias. Hay gente que le tiene terror a las nubes de agroquímicos y ven algunos problemas donde no hay. El desarrollo agrícola de Entre Ríos ha sido amigable en ese sentido” señaló en diálogo con APF.

Por su parte, la dirigente del Foro Ecologista de Paraná, Aldana Sassia, aseguró que se trata de un proyecto de ley “regresivo, ya que prohíbe la fumigación aérea a 3.000 metros de centros urbanos, pero sólo para determinados agrotóxicos. Durante el debate quedaron expuestos cuáles son los intereses que hay detrás. La diferencia de visiones que se pudo ver en el debate en Senadores, tiene que ver principalmente en que las organizaciones defendemos el derecho a la protección de la salud y de un bien colectivo, mientras que los legisladores defendieron una actividad netamente privada, que sólo beneficia a los que se dedican a la misma. De los senadores que votaron en contra de la iniciativa, como Lucas Larrarte, Héctor Blanco y Pablo Canali, nos parece una actitud destacable, sabiendo cuáles son los intereses que hay detrás. En cambio muchos de los que votaron a favor, se dedican a la actividad productiva. Es importante recordar que los legisladores fueron elegidos para defender los derechos de la población y no sus propios intereses”.