Kim y Trump ya están en Singapur para participar de la histórica cumbre bilateral

0
3

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder norcoreano Kim Jong-un llegaron hoy a Singapur, dos días antes de una cumbre para discutir sobre el desarme nuclear de Corea del Norte.

El avión Air Force One del presidente estadunidense aterrizó poco antes de las 20:30 horas, tiempo local, en Singapur, después de un largo vuelo desde La Malbaie, Canadá, donde asistió este fin de semana a la cumbre del G7. El mandatario estadunidense llegó pocas horas después del arribo del líder de Corea del Norte, Kim Jong-un.

Kim llegó a Singapur a bordo de un 747 de Air China que según la página web de registro de vuelos Flightradar24 despegó de Pyongyang por la mañana con destino a Pekín antes de cambiar el número de vuelo una vez ya en el aire para dirigirse hacia el sur. El ministro de Relaciones Exteriores de la ciudad-estado, Vivian Balakrishnan, tuiteó una foto de sí mismo saludando en el aeropuerto al líder norcoreano, que fue conducido desde el aeropuerto de Singapur hasta el centro de la ciudad en una limusina acompañada por un convoy de más de 20 vehículos.

La cumbre del martes en Singapur es el clímax de una espectacular ofensiva diplomática reciente en torno a la península de Corea, pero muchos críticos advierten sobre los riesgos de que sea un triunfo de la forma sobre el fondo. Washington exige una desnuclearización completa, verificable e irreversible de Corea del Norte pero hasta ahora Pyongyang sólo ha prometido públicamente un compromiso con la desnuclearización de la península, un término difícil de interpretar.

Trump insistió la semana pasada que la cumbre no iba a ser “sólo una sesión de fotos”, afirmando que iba a ayudar a forjar una “buena relación” que pueda llevar a un “proceso”. Pero antes de embarcar rumbo a Singapur cambió el tono y dijo que su encuentro con Kim Jong-un es “una ocasión única” y aseguró que “desde el primer minuto” sabría si se puede alcanzar un acuerdo. También planteó la posibilidad de que Kim Jong-un visite Washington si todo sale bien.

Agencias