Más de 570 argentinos mueren al año por melanoma

0
22

Un total de 574 argentinos mueren cada año a causa del melanoma, la forma más agresiva de cáncer de piel y cuya incidencia está en aumento, alertaron especialistas, con motivo del Día Mundial de la enfermedad, que se conmemora cada 23 de mayo. Según las últimas estadísticas de la Sociedad Argentina de Dermatología, se diagnostican por año en el país más de 1.400 nuevos casos, mientras que en ese lapso mueren por esa patología 574 personas.

 

¿Qué es el melanoma?  

Si bien no es el cáncer de piel más frecuente, el melanoma es uno de los más agresivos. Ese tipo de cáncer puede originarse “en un lunar preexistente o sobre piel previamente sana” y suele aparecer en zonas del cuerpo expuestas al sol en forma crónica, como cara, cuello, escote, antebrazos y dorso de las manos o en sitios donde la exposición solar es aguda e intermitente, explicó la oncóloga Gabriela Cinat (MN 70945), médica del Instituto “Ángel Roffo”.

“En las mujeres, el sitio de aparición más frecuente son las piernas y en los hombres el torso (pecho y espalda). No siempre se originan en la piel, también pueden hacerlo en mucosas respiratorias, genitales o digestivas, bajo las uñas o en el ojo”, precisó la profesional.

 

Detección temprana 

Especialistas advierten que la detección temprana “es clave”, ya que “se puede curar a un paciente mediante una simple intervención quirúrgica, cuando el melanoma es diagnosticado en etapas iniciales”. En ese marco, Cinat detalló que “es muy importante el autodiagnóstico, que puede realizarse siguiendo la regla del ABCDE para evaluar los lunares y manchas de la piel: la A es para recordar la asimetría de las lesiones, lunares o pecas, cuyas dos mitades no deben ser desiguales y la B es para los bordes, que no deben ser irregulares”, detalló.

“La C se refiere a los colores, ya que su variación en el tiempo puede ser señal de alerta; la D es para el diámetro, es decir, que hay que prestar atención si la lesión tiene más de 6 milímetros y la E, es para verificar la evolución, es decir, que no hayan cambiado en tamaño y apariencia o presenten sangrado o picazón”, completó.