El Departamento Paraná fue el que tuvo la mayor área sembrada con maíz de primera de Entre Ríos

0
10

La superficie sembrada con maíz en la campaña 2017/18 en suelo entrerriano se ubicó en 316.400 hectáreas, lo cual representó un crecimiento del 3% (8.400 ha) con respecto al ciclo anterior. Así lo dio a conocer la Bolsa de Cereales de Entre Ríos, a través de su sistema de información agrícola (SIBER), donde además reportó que en relación al promedio implantado en los últimos cinco años, que fue de 270.240 ha, se observó una expansión del 17%.

Con maíz de primera se utilizaron 266.500 has, abarcando el 84% del total implantado. Mientras que el 16% restante lo ocupó el “maíz tardío” y de segunda, que tuvo un área de 49.900 ha. En relación al ciclo anterior, el maíz de primera experimentó un crecimiento del 2%, lo cual representó una expansión de 5.500 has.

En el informe se revela que el departamento con mayor superficie dedicada al maíz de primera fue Paraná, con 36.500 ha. Con respecto al maíz tardío y de segunda, Gualeguaychú se posicionó en el primer lugar, con 14.500 has.

 

La producción de soja 

 

Por otra parte, desde la BCER se informó que en la provincia se cosechó ya más de la mitad de la superficie sembrada con soja de primera, que fue de 917.700 hectáreas, según lo informó el Sistema de Información de Bolsa de Cereales de Entre Ríos (SIBER). A su vez, el reporte indica que el rendimiento promedio provincial se ubica en 1.100 kg/ha. Si se mantienen estos valores y descontando la escasa superficie que se ha dado por perdida, la producción de soja de primera sería de 1.000.000 de toneladas aproximadamente.

Según el SIBER, en esta campaña los valores de superficie sembrada, rendimiento y producción provincial presentan una notoria caída si se los compara con el ciclo pasado y con el promedio de los últimos cinco años. Dicha reducción está directamente relacionada con la intensa sequía que afectó a la región.

En tanto, se comenzó con la cosecha de lotes de soja de segunda. En ese marco, se esperan rendimientos muy por debajo de lo normal, “por la escasa humedad en el suelo en los estadios iniciales que redujeron la cantidad de plantas/hectárea y que retrasaron la siembra fuera de la fecha óptima y el impacto negativo de la sequía en el período crítico del cultivo”.

Cabe decir que con soja, se sembraron en la campaña 2017/18 en la provincia, 1.209.400 hectáreas, lo que representó un crecimiento del 1% (11.000 has) con respecto al ciclo anterior. En relación al promedio de los últimos 5 años en tanto, se observó una caída del 7%. Del total implantado, 917.700 has. (76%) corresponden a soja de primera.