Tras una nueva tragedia en Ruta N° 12: ¿Se podrá reactivar el proyecto de la Autovía Crespo-Paraná?

0
412

El lunes pasado, la Ruta Nacional N° 12, en el tramo que une Crespo con Paraná, volvió a ser noticia por un grave accidente de tránsito, que se cobró la vida de 2 vecinos de Nogoyá. Esta tragedia, encendió nuevamente el reclamo de quienes vienen solicitando desde hace casi 15 años, que se construya la “Autovía Crespo-Paraná”. Tener 2 carriles a cada lado, no solamente agilizará el tránsito, sino que fundamentalmente aumentará la seguridad de quienes circulan por esta muy ocupada vía de comunicación.

 

Cabe recordar que en 2006, con la firma de 200 empresarios y profesionales de Crespo, se presentó una nota al entonces gobernador, Dr. Jorge Pedro Busti, para pedir la realización de esta obra, generándose un expediente. A partir de ese momento, cada mes se fue siguiendo la ruta de dicho expediente, pero el tiempo pasó y si bien hubo algunas gestiones y reuniones posteriores, recién durante el festejo del 125° aniversario de esta ciudad (en 2013), Sergio Urribarri se comprometió ante la comunidad como gobernador, a hacer esta obra antes de terminar su mandato (diciembre de 2015). “No es para nada una cuestión utópica. Los kilómetros a hacer, no alcanzan al 5% de lo que hemos hecho en cantidad de pavimento en nuestra gestión” dijo en ese momento el actual presidente de la Cámara de Diputados de la provincia.

Con la decisión política de hacer esta inversión, toda la región se esperanzó en ese importante progreso, que marcaría un antes y un después en el crecimiento económico de la zona. A los pocos meses, se hicieron conocer en el municipio local, los proyectos y gráficos de cómo sería la traza, con la ayuda de un prolijo Power Point. Pero la obra se fue demorando, argumentándose que todavía no estaba disponible “el financiamiento”. No obstante, dirigentes, empresarios y profesionales siguieron de cerca este pedido y no perdían oportunidad de reclamarlo en grupo, cada vez que los funcionarios provinciales andaban por estos lares.

En agosto del año pasado,  el Cont. Fernando Huck, en calidad de director de El Observador, tuvo una entrevista con funcionarios de Vialidad Nacional en Buenos Aires, donde le revelaron que sólo se estaba estudiando hacer un mejoramiento de esa ruta y que no había ningún expediente que supusiera que se haría esa autovía. Ante semejante afirmación, se preguntaron detalles, que fueron respondidos de la siguiente manera: “Por ser ésta una ruta nacional, no sabemos el motivo por el cual salieron a hacer ese proyecto (durante la gestión anterior), fue más política que otra cosa. No existe un convenio, ni nada similar y sin eso, no se hace ninguna obra en rutas nacionales… Lo que la provincia pudo hacer es un anteproyecto, como una especie de tirada inicial, con lo que en principio habrán tratado de gestionar financiamiento de esa obra o tratar de ir a impulsarla. Pero nunca hubo un convenio, en donde se dijera que se iba a hacer esa obra y menos que Vialidad Nacional iba a adoptar ese proyecto”.

 

¿Y ahora? 

 

Desde ese momento hasta la fecha, poco o casi nada se habló de la autovía, el gran anhelo de muchos crespenses, que con la información con la que se cuenta, parece más un deseo y una utopía. Mientras tanto, más de 6.000 vehículos circulan diariamente de promedio en este tramo de 40 kilómetros y tristemente se sigue engrosando la lista de personas que han dejado su vida en una ruta que por su fluido tránsito, desde hace un tiempo ya debería tener otro tipo de infraestructura.