Aumentan las inversiones avícolas en Entre Ríos

0
51

El gobernador Gustavo Bordet recibió este martes al empresario avícola Héctor Motta, quien le informó que ya se comenzó a trabajar en dos emprendimientos productivos, uno en Racedo y otro en Conscripto Bernardi, que demandarán importantes inversiones y generarán numerosos puestos de trabajo.

Junto al secretario de la Producción,Alvaro Gabás, el primer mandatario entrerriano recibió al empresario avícola que estuvo acompañado por sus hijos, Augusto y Helen.

“Realmente el gobernador nos distinguió con esta audiencia, donde participamos la familia Motta para manifestarle a él y a la provincia que vamos a seguir apostando a las inversiones en nuestra localía pero también fuera de la zona nuestra. Vinimos con dos proyectos abarcativos de la producción avícola: uno en Racedo y otro en Conscripto Bernardi, en los cuales se está empezando a trabajar”, precisó.

Tras mencionar que “uno de ellos necesitaba la habilitación del Ministerio de Producción de la provincia y el gobernador lo oficializó”, el empresario acotó que ambos proyectos son para “reemplazar y actualizar las nuevas técnicas y las nuevas prácticas que hay en materia de producción cárnica y en la parte de producción aviar en general”.

Luego comentó que el producido estará “dedicado al mercado interno y a la exportación pero indudablemente la avicultura tiene un perfil hacia adelante donde hay que mirar que la exportación es nuestro camino. Hoy en día, el mercado interno está totalmente abastecido. El mercado interno está entrando en competencia con lo que son carnes rojas o de cerdo pero creemos que el camino a seguir es el del mercado internacional y es donde estamos incursionando de reforzar y optimizar todo el campo productivo”.

“Las inversiones en los dos proyectos están entre los 15 y 20 millones de dólares cada uno. En el caso de Calisa, que es el proyecto en Racedo, tiene un tiempo estimado de obra de alrededor de dos años, y el Conscripto Bernardi es de aproximadamente tres años”, agregó.

 

En cuanto a las fuentes de trabajo que generarán ambos proyectos, Augusto Motta precisó que “en la primera etapa vamos a estar hablando de entre 50 y 60 personas y en la segunda etapa podremos tal vez duplicar este número”.