Estados Unidos: una explosión de la turbina, mató a una pasajera en un avión

0
30

La turbina que tuvo una falla catastrófica en un vuelo de Southwest y causó la muerte de una pasajera mostraba señales de fatiga de materiales, según reveló este martes la Junta Nacional de Seguridad del Transporte de Estados Unidos (NTSB), y en consecuencia algunas de las principales aerolíneas que utilizan el Boeing 737 comenzaron a inspeccionar los motores de sus aviones.

“Estamos muy preocupados. Debe haber un mecanismo de inspección en orden para chequear estas cosas antes de un evento catastrófico”, dijo Robert Sumwalt, director de la NTSB, ante la prensa.

Debe haber un mecanismo de inspección en orden para chequear estas cosas antes de un evento catastrófico

Sumwalt explicó que en una revisión preliminar el motor accidentado se encontraron señales de fatiga de materiales en una de las palas de la turbina, que se rompió y causó la falla. Aunque el informe final podría tardar hasta un año.

Southwest ya había tenido un problema similar en 2016, cuando una pala en un motor del mismo modelo se rompió y provocó una explosión. En esa ocasión el ala izquierda sufrió daños y el avión debió aterrizar de emergencia.

La investigación en ese momento también halló señales de fatiga en el metal, y en consecuencia la Administración Federal de Aviación (FAA) de Estados Unidos ordenó inspecciones en todos los motores de este tipo y el reemplazo de componentes.

Pero no estaba claro si Southwest se había acogido a esta decisión, que todavía no entró en vigor y permanece como sugerencia, señaló Sumwalt.

En consecuencia del accidente y de las revelaciones de la NTSB, algunas de las principales aerolíneas que utilizan el Boeing 737 con el mismo modelo de turbinas anunciaron una inspección de sus aeronaves.

Entre estas figura Korean Air Lines, la cualanunció en un comunicado que comenzaría la verificación por decisión propia y que no esperará a un dictamen de los organismo reguladores. También se sumó Japan Airlines.

En Europa ya se había lanzado un pedido de verificación de los motores de los 737 a principios de abril, y de acuerdo a fuentes en el ente regulador de Estados Unidos, citadas por Reuters, una medida similar se estaba planeando en ese país aún antes del accidente de Southwest.

Esto indicaría que ya había preocupación, aunque no tan urgente, sobre el estado de los motores CFM56-7B de este popular avión de línea, uno de los más utilizados del mundo.

En verdad el modelo de turbina acumula un respetable historial de 350 millones de horas de vuelo sin accidentes, aunque una falla de 2016 ya había disparado las alertas por posible fatiga de materiales debido a su intenso uso.

El vuelo 1380 de Southwest Airlines cubría el martes la ruta entre Nueva York y Dallas cuando su turbina izquierda tuvo una falla catastrófica y estalló en vuelo.

La explosión destruyó una ventana cercana y generó una despresurización de la cabina que succionó a una mujer, identificada como Jennifer Riordan. Los pasajeros que viajaban con ella lograron retenerla y evitar que cayera al vacío.

Entonces el avión fue desviado al aeropuerto de Filadelfia, donde aterrizó de emergencia. La mujer de 43 años y oriunda de Nuevo México fue hospitalizada pero murió luego por las heridas sufridas.

En consecuencia Southwest lanzó una verificación de los motores de todas sus aeronaves.