Putin advirtió que otro ataque “llevará al caos”

0
7

El presidente ruso Vladimir Putin advirtió ayer que nuevos ataques de las potencias occidentales contra Siria provocarían “caos” en las relaciones internacionales, luego del ataque coordinado de Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña.

Putin subrayó en una conversación con su homólogo iraní Hasan Rohani que “si tales acciones, en violación de la Carta de Naciones Unidas, vuelven a producirse, provocarán inevitablemente caos en las relaciones internacionales”, según un comunicado del Kremlin.

Los dos mandatarios “constataron que esta acción ilegal daña seriamente las perspectivas de una solución política en Siria”, añade el texto.

Tanto Rusia como Irán -dos aliados declarados del gobierno de Bashar al Assad que aportan hombres, aviones y armas a su lucha contra la oposición- participan de un proceso de negociación internacional paralelo al de la ONU para Siria, que está paralizado hace meses.

Las rondas de diálogo de Astaná, impulsadas por Moscú, Teherán y Turquía, en cambio, siguen avanzando con microacuerdos para treguas parciales y regionales.

“Vladimir Putin, en particular, destacó que si esas acciones (los ataques de las potencias occidentales), que fueron cometidas en violación de la carta de la ONU, continúan, entonces llevarán inevitablemente a un caos en las relaciones internacionales”, afirmó el comunicado oficial ruso, citado por la agencia de noticias DPA.

Mientras Rusia volvía a asentar su repudio a los ataques de Estados Unidos, Reino Unido y Francia contra el gobierno sirio entre sus aliados, también lo hizo en el principal foro de las relaciones internacionales, el Consejo de Seguridad de la ONU.

Moscú presentó una resolución de repudio a los ataques de las potencias occidentales de este fin de semana; sin embargo, una vez más no consiguió quórum, ni siquiera para forzar a Washington, Londres o París a ejercer su poder de veto.

Golpe diplomático

En tanto, Estados Unidos y sus aliados se proponen lanzar esta semana una ofensiva en los organismos internacionales para arrinconar a Siria y a su gran padrino, Rusia.

En un movimiento concertado, Washington, Londres y París quieren fortalecer las conversaciones del alicaído proceso de Ginebra, ampliar sanciones y abrir una investigación de largo aliento sobre el uso y almacenamiento de armas químicas por el régimen de Bachar El Asad.

El Consejo de Seguridad de la ONU, Bruselas y la Liga Árabe son los enclaves desde los que se pretende activar este nuevo frente.

El Papa, preocupado

El papa Francisco mostró su preocupación por la situación en Siria y realizó un llamamiento a mantener la paz en ese país. El Pontífice habló al respecto poco después de finalizar el rezo del Regina Coeli, celebrado en la Plaza de San Pedro, en el Vaticano.

Francisco advirtió que a pesar de todos los esfuerzos de la comunidad internacional, “cuesta concordar una acción común a favor de la paz en Siria”.

Y agregó: “Mientras rezo incesantemente por la paz, e invito a todas las personas de buena voluntad a continuar haciendo lo mismo, hago un llamamiento de nuevo a todos los responsables políticos para que prevalezcan la justicia y la paz”. Después del ataque de Estados Unidos, Francia y Reino Unido sin el aval de Naciones Unidas, el conflicto bélico en la región llegó a un punto límite.

Agencias