EE.UU., Francia y Gran Bretaña bombardearon a Siria

0
61

En una operación militar “de precisión”, Estados Unidos bombardeó esta madrugada blancos militares en Siria contra el régimen “bárbaro” de Bashar Al-Assad en coalición con Francia y el Reino Unido por el supuesto uso de armas químicas contra la población civil de la ciudad siria de Duma.

“Esta despreciable agresión no es obra de un hombre, fueron los crímenes de un monstruo”, declaró el presidente estadounidense, Donald Trump , en el discurso en el que anunció el ataque. Según afirmaron las Fuerzas Armadas de Rusia , gran aliado de Siria, la ofensiva no provocó “ninguna víctima entre la población civil o el ejército sirio”.

El bombardeo, presentado como un “golpe de precisión” contra objetivos militares y centros de producción y almacenamiento de armas químicas, generó repercusiones inmediatas a lo largo del mundo. El presidente ruso, Vladimir Putin , calificó la operación de “acto de agresión” que agravará la crisis humanitaria en Siria y consideró que el ataque tuvo una “influencia destructiva en todo el sistema de relaciones internacionales”. También dijo que Moscú convocó una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

El bombardeo

Varias explosiones se escucharon anoche en la capital de Siria después de que el presidente estadounidense anunciara que había ataques. La televisión estatal siria reportó los bombardeos.

Estados Unidos disparó un centenar de misiles de crucero Tomahawk, casi el doble que en el bombardeo de abril de 2017. La intervención contó con apoyo de bombarderos B-1. El Reino Unido aportó cuatro Tornado GR4s y Francia aportó dos fragatas y aviación.

“No se prevén más operaciones militares”

El secretario de Defensa estadounidense, Jim Mattis, informó que los ataques “terminaron” y que no hay nuevas acciones militares previstas. “Por ahora no tenemos ataques adicionales planificados”, dijo Mattis, aunque agregó que el Departamento de Defensa está en consulta permanente con Francia y el Reino Unido, que también participaron de los ataques.

Tanto Mattis como el jefe del Estado Mayor, Joseph Dunford, señalaron que la ofensiva se reducía a una sola tanda de misiles y que había sido diseñada para evitar daños en la población civil.

Agencias AFP y AP