Los detalles del protocolo que prohíbe dejar a curas a solas con menores en Paraná

0
48

La medida la tomó el propio arzobispado de la capital provincial mediante un protocolo para la prevención de los abusos sexuales.

En un hecho inédito para el país, el arzobispado de Paraná expuso una serie de normativas con el objetivo de prevenir abusos sexuales. Dentro de los diferentes puntos, se busca evitar contacto físico con menores o adultos vulnerables.

En el protocolo también se señala que no se deben recorrer largas distancias en auto o en otro de medio de transporte a solas con los curas. También se prohíbe que compartan habitaciones en hoteles o casas. Al momento de la confesión, se subraya que deben ser en horarios y lugares consignados y que la puertas de la sacristía debe permanecer abierta.

El arzobispado de Paraná brindó datos sobre los pasos a seguir frente a una denuncia o sospecha verosímil de un abuso cometido dentro de la institución, que responde a un protocolo del Vaticano, donde se busca separar al acusado inmediatamente ante la sospecha o denuncia de organismos estatales y de confirmarse  llevar a cabo su expulsión.

Las normas se ven expuestas en un contexto complejo dentro de la región con casos que tomaron relevancia nacional como el cura Justo José Ilarraz, acusado de haber abusado a comienzos de los ’90 de seminaristas. Por este caso al arzobispado se lo ha acusado de encubrimiento.