Mendoza: mató a sus hijas porque lloraban y amenazó a su pareja

0
96

En General Rodríguez, el horror tiene nombre y apellido: Nelson Zura Mendoza. El hombre, de 38 años, fue detenido acusado de haber asesinado, calcinado y arrojado al río Luján a sus hijas gemelas de tres meses por el simple hecho de que “lloraban mucho”.

El aberrante caso salió a la luz el pasado sábado gracias a la pareja de Mendoza y madre de las niñas, quien logró dar aviso tras escapar de la casa donde el hombre la mantenía controlada y amenazada.

María Jael Soledad Morra, una mujer de 33 años con capacidades diferentes, fue encontrada por policías de la comisaría segunda de Las Malvinas, en General Rodríguez, deambulando sola y desorientada por una calle de ese distrito.

Los efectivos le preguntaron su dirección y la llevaron hasta su casa en un obrador del barrio Las Malvinas, donde el hijo mayor de la mujer les indicó que su padre había salido a buscarla. Ante esa situación, los policías decidieron llevarla a la dependencia y le pidieron a su hijo que el padre fuera a buscarla allí.

Una vez en la comisaría, Morra relató que había estado secuestrada por su marido y que había logrado escapar, motivo por el cual se dio intervención a la fiscal de violencia de género de turno, Daiana Silvetti.

Al ser revisada por los médicos policiales, se estableció que la mujer estaba bien de salud, aunque presentaba unas lesiones leves, y llamó la atención de los investigadores notar que tenía unos papeles en sus manos que se negaba a soltar.

Al ser consultada al respecto, Morra dijo que se trataba de los certificados de vacunación de sus bebas gemelas, Natalí y Sofía, a quien su marido había “ahogado con una frazada, calcinado y tirado al río Luján”, según relató a Télam un vocero judicial consultado.

Para ese momento, el esposo de la mujer ya había llegado a la seccional a buscar a su pareja, junto con su madre y otros cinco hijos.

Cuando uno de los policías se acercó para decirle que se estaba evaluando su situación ya que su esposa acababa de inculparlo en un doble homicidio, Mendoza confesó haberlo hecho y hasta les aconsejó a los pesquisas que no fueran a buscar nada porque los cuerpos de las niñas habían sido arrojados al río.

Ante esa situación, las autoridades policiales pusieron en conocimiento al fiscal de turno de Moreno, Federico Luppi, quien se presentó en la comisaría y dispuso la aprehensión de Mendoza.

Al escuchar a la mujer denunciante, el fiscal supo que las gemelas habían nacido el 23 de julio de 2017 en el hospital Posadas y que tres o cuatro meses después de su nacimiento, según la Morra,habían sido asesinadas por su marido porque “lloraban mucho”.

Fuente: Clarín