Un buzo peruano ascendió 36 metros de golpe y se deformó

0
115

El peruano Alejandro Ramos quedó deformado luego que se viera obligado a ascender 36 metros de golpe sin hacer la descompresión correcta. Por culpa del nitrógeno que se acumuló en su organismo ganó 30 kilos y los equipos médicos no le encuentran la vuelta a su situación.

Ramos sufrió un accidente de pesca y por ello tuvo que subir de golpe. Cuatro años después de su accidente, su situación se continúa deteriorando, sufre serios problemas respiratorios y fuertes dolores articulares.

Fuente: Minuto Uno