“Perdí $1.500, pero ahora tengo más clientes”

0
163

El joven que se volvió noticia la semana pasada por perder toda su mercadería asegura que pasó de vender 40 a 80 sándwiches diarios. “No estoy enojado con nadie, solo pido que me dejen trabajar”, dijo.

La historia de Maximiliano Gómez es una de esas que nacen día a día y que por el fenómeno de las redes sociales logran romper la barrera del anonimato y se convierten en noticia. El joven que perdió todo un canasto de sándwiches de salame luego de que la policía le incautara su mercadería por encontrarse realizando una una “venta ambulante ilegal”, vio un efecto rebote positivo y asegura que desde entonces duplicó sus ventas.

El joven de 26 años se levanta todos los días a las 6:30 de la mañana y compra el pan recién horneado en una panadería cercana a su casa. Allí prepara los sandwiches y a las 10 de la mañana sale a trabajar.  “Vendo hasta las 14 ó 15 y luego regreso”.

Gómez es cordobés y vive en Buenos Aires cuando tenía 16 años, siguiendo a su novia que se había venido a vivir a la capital junto a sus padres.

Radio Mitre