Bahillo habló de la “Emergencia Agropecuaria”, déficit fiscal, tarifas y relocalización de pastera Botnia

0
13

El diputado nacional justicialista, Juan José Bahillo, se reunió esta semana con el gobernador Gustavo Bordet, con quien dialogó sobre una propuesta que impulsó, para lograr una actualización de la ley nacional de emergencia agropecuaria, para de ese modo, asistir mejor a los productores. En diálogo con Canal 6 ERTV, el legislador señaló que es una propuesta que se está estudiando en el bloque, “ya que esa legislación, es insuficiente en lo que respecta a los fondos y es compleja y burocrática en cuanto a los trámites administrativos para darle respuestas a los productores”.

Bahillo explicó que “somos un grupo de diputados del interior que trabajamos en conjunto con los gobernadores del justicialismo, que vemos la realidad de lo que ocurrió con esta sequía, como pasó en 2016 con los excesos de lluvias. Nosotros decimos que la ayuda de la Nación, de $ 500.000.000, para atender esta problemática, no alcanza, por lo cual, la ley que tiene por objetivo asistir a los sectores productivos que pasan por alguna crisis, no llega a cumplir con ese objetivo. Las ayudas llegan tarde y mal, primero, porque hay un montón de requisitos para conseguirlas y los fondos nunca llegan antes de los 8 a 10 meses de que se produce el evento que los perjudica”.

El legislador subrayó que “un cambio así, hay que trabajarlo con las entidades del campo y también hay que dejar en claro que la modificación del proyecto, no va a atender la realidad coyuntural que tiene hoy el campo, porque sería generar falsas expectativas. Hoy la sequía por la cual se declaró la emergencia provincial, se regula con las leyes que tenemos actualmente. Con mi proyecto, estoy pensando a mediano plazo, porque todos sabemos que la modificación de una ley lleva algunos meses”.

– En la reunión que tuvo con el gobernador habló sobre la situación económica de la provincia: ¿Cuáles son las proyecciones para 2018?

– La situación financiera de la provincia viene mejorando. Ha cambiado el perfil de la deuda, que está más a mediano plazo y no a corto, como estaba en 2016, donde había muchos vencimientos y eso complicaba el funcionamiento de las cuentas provinciales. Por otro lado, Bordet está llevando una mejora de la calidad del gasto y todo lo que sea superfluo o que no sea imprescindible para el Estado, se está eliminando y simultáneamente se está buscando tener más ingresos, pero sin incrementar los impuestos. Todo esto ha llegado a mejorar el resultado económico y las perspectivas. La provincia achicó el déficit en 2017, en casi un 40% y así, se van a ir equilibrando las cuentas…

– Hay numerosos reclamos por los aumentos en las tarifas energéticas, ¿qué se habla en el Congreso sobre este controvertido tema?

– Es una cuestión que estamos reclamando permanentemente. El incremento tarifario que hubo, se dio por la quita de subsidios del gobierno nacional. Las empresas que distribuyen en la provincia tienen que comprar la energía más cara y por lo tanto, cuando la distribuyen y la transportan, tienen que trasladar ese costo. Esto ha afectado a las economías familiares, a los sectores productivos, a las granjas e industria avícola, a las pymes, comercios, prestadores turísticos y muchos, están en riesgo de supervivencia…

– Se sigue pidiendo la relocalización de la pastera Botnia…

– Hace más de 10 años que venimos reclamando por la contaminación de Botnia. Por su tecnología, por el volumen de producción que tiene y el lugar que está emplazada, es intrínsecamente contaminante. Pero no ha sido fácil poder demostrarlo. La Corte de La Haya entendió y admitió que había modificaciones perjudiciales al medio ambiente y pidió a los gobiernos que trabajen en conjunto y a Argentina que demuestren que ese perjuicio al medio ambiente, era responsabilidad de Botnia. A partir de ahí se hizo el acuerdo de Anchorena, se controla a la planta una vez al mes y las últimas dos semanas hubo una multa de la Dirección de Medio Ambiente del gobierno uruguayo, porque habían excedido algunos parámetros. Siempre quienes más obstáculos pusieron para avanzar en reconocer el carácter contaminante de Botnia, fueron las autoridades del vecino país y si lo reconocen ahora, es porque está haciendo un perjuicio muy grande. Pedimos que todas estas pruebas sean recolectadas y juntas, se haga una nueva presentación en La Haya.