Crespo: La Escuela Técnica cumple 40 años

0
129

La Escuela de Educación Técnica N° 35 “General San Martín” de Crespo cumple este jueves 15 de marzo su 40° aniversario. Se trata de una institución nacida por iniciativa de un grupo de profesionales y empresarios locales, quienes veían la necesidad de crear en Crespo, un establecimiento educativo de esas características. El impulsor principal de esta idea fue el Dr. Miguel Ángel Oneto. Luego de numerosas gestiones, pudo dar sus primeros pasos, siendo hoy una institución reconocida a nivel provincial.

El rector, Prof. Ramón Videla, expresó que “son 40 años de trabajo, de perseverancia y de aporte de la comunidad. Hay que destacar el trabajo de nuestros alumnos y de sus papás, dedicando tiempo extra para que haya aulas nuevas y otras mejoras. Este año se compraron computadoras, se reacondicionaron 2 aulas de informática, todo hecho a pulmón, con esfuerzo y eso es lo que hace diferente a nuestros chicos” resaltó el docente.

Sobre las celebraciones, Videla adelantó que este jueves habrá un sencillo acto en la escuela, para el que se invitó a directivos de otros colegios y durante la “Semana de la Escuela Técnica, en noviembre, haremos un agasajo a ex alumnos y personas que de alguna manera han colaborado para que existiera esta escuela”. 

En cuanto a las inscripciones, el rector expresó que “en cada ciclo escolar nos va superando ampliamente la cantidad de interesados en incorporarse en relación a años anteriores. En otros tiempos se estaba hasta febrero para completar los cupos, el año pasado al segundo día, ya no teníamos más lugares. Nos gustaría recibir a todos, pero lamentablemente la infraestructura y el mobiliario de la escuela no nos da para eso. Hay alumnos de Crespo y de otras localidades, como Nogoyá, Ramírez, Aranguren, María Luisa, Puíggari y Racedo. Vemos que la escuela crece y se ha insertado muy bien a nivel social”.

Sobre la posibilidad de ampliar el edificio, el rector expresó que “el año pasado iniciamos los contactos con el decano de la UADER, de la que depende la escuela, para ver la posibilidad de hacer más aulas, pero por ahora, no hay recursos. Es decir, llegamos a un punto cero siempre y lo que hemos realizado, fue posible gracias a las cuotas que pagan los chicos, fondos que también se necesitan para hacer reparaciones: este año se arreglaron 4 ventanas, se reacondicionaron ventiladores, se compró una computadora, se arregló el comedor, se hizo una sala de medición, con el apoyo de la gente, porque en cada evento que hacemos, la comunidad está siempre presente”.