21-F: multitudinaria marcha sin incidentes contra el gobierno

0
14

En la tarde de este miércoles se llevó a cabo una importante movilización contra el gobierno convocada por Hugo Moyano. Desde la organización afirmaron que había 400 mil personas, mientras que la policía habló de unas 100 mil.

El acto central comenzó alrededor de las 15 y tuvo a Juan Carlos Schmid, Sergio Palazzo, Hugo Yasky y Hugo Moyano como oradores. Desde mucho antes, a partir de la mañana, comenzaron a movilizarse todos los convocados, arengados principalmente por las filiales de Camioneros, ambas CTA, ATE, la Corriente Federal de Trabajadores, partidos de izquierda y organizaciones sociales y piqueteras como Barrios de Pie, la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) y la Corriente Clasista y Combativa (CCC).

También apoyaron el kirchnerismo, gremios docentes como Ctera y Suteba y La Bancaria, -que viene de realizar un paro el lunes y martes- con el objetivo de reclamar un mayor aumento salarial.

Las consignas de los sectores que se movilizaron fueron en torno al reclamo por despidos en el sector público y privado, contra el “ajuste”, por el “recorte” a los jubilados tras la reforma previsional, por paritarias libres que superen a la inflación y para repudiar los nuevos aumentos en los servicios públicos y transporte.

Bajas.

Por el contrario, entre los que se bajaron están los empleados de comercio comandados por Armando Cavalieri, personal de la Sanidad de Carlos West Ocampo y los trabajadores de la alimentación liderados por Rodolfo Daer. Asimismo confirmaron sus ausencias los “independientes” del estatal Andrés Rodríguez, el constructor Gerardo Martínez y José Luis Lingeri (Obras sanitarias).

Los metalúrgicos de Antonio Caló, los encargados de edificio de Víctor Santa María y los gastronómicos de Luis Barrionuevo anunciaron que tampoco acompañan la movilización. Lo mismo que la Unión Tranviarios Automotor (UTA) y la Unión Ferroviaria, bajas sensibles a la hora de conseguir efectividad en una medida de fuerza, según consignó la agencia Télam.

El acto central tuvo lugar en la intersección de las avenidas 9 de Julio y Belgrano, donde Moyano habló desde un escenario, mirando en dirección a Constitución, y destacó que la movilización contra el gobierno fue “pacífica” y no buscó “amenazar”.