Tiroteo en Estados Unidos: “Teníamos a un monstruo bajo nuestro techo”

0
15

Fueron las expresiones de la familia que le dio hospedaje al autor material del tiroteo en la escuela del país norteamericano.

El atacante del tiroteo en Florida, Nikolas Cruz, estaba deprimido cuando James y Kimberly Snead lo llevaron a su casa de la ciudad estadounidense de Parkland. La pareja con la que vivía el chico de 19 años que mató a 17 personas habló tras la masacre y aseguró que nunca se imaginó que el chico era un asesino.

“Teníamos a este monstruo bajo nuestro techo y no lo sabíamos”, dijo Kimberly Snead al diario South Florida Sun Sentinel. La mujer señaló que con su esposo “no vieron ese lado” del joven. Por su parte, el hombre explicó que “lo que ahora todos parecen saber, ellos no lo sabían”.

Cruz vivía con los Snead porque era amigo de su hijo. El chico les había pedido alojarlo el último día de Acción de Gracias porque su mamá se había muerto el 1 de noviembre y estaba huérfano. Ellos accedieron y, según contaron, cuando el adolescente llegó a su casa se dieron cuenta de que estaba muy deprimido.

El miércoles por la mañana, antes de la masacre, el tirador les había dicho que no quería ir al colegio. “No voy a a la escuela el día de San Valentín”, manifestó. Horas después, abrió fuego con un fusil semiautomático en el colegio Marjory Stoneman Douglas de la ciudad de Parkland y mató a 17 personas, la mayoría adolescentes.

TN