Tiroteo en Estados Unidos: “Fue el peor día de mi vida”

0
21

Sol Duarte, una joven argentina de 14 años que sobrevivió a la matanza del miércoles en una escuela secundaria de Florida, contó este jueves en una entrevista que vio cadáveres tirados y “sangre por todos lados” . También detalló que oyó disparos mientras era evacuada del colegio por personal policial, luego de haber estado encerrada más de dos horas en su aula. “Fue el peor día de mi vida”, manifestó.

“Fue el peor día de mi vida. Vimos chicos y alumnos tirados en el piso, sangrando, vimos cosas horribles”, relató Duarte en declaraciones a la agencia Télam, al referirse a los momentos de terror e incertidumbre que vivieron los centenares de alumnos de la Escuela Secundaria Marjory Stoneman Douglas.

La adolescente, que cursa el noveno año en ese colegio de la localidad de Parkland, contó que en medio de una clase comenzaron a notar sonidos extraños que salían desde el intercomunicador que tienen todas las aulas de la escuela y que sirve para hacer anuncios institucionales: “Cuando faltaban 20 minutos para salir de la escuela se escuchó la voz del director ordenando que evacuemos las aulas” , manifestó.

Acto seguido, “salimos al pasillo pero inmediatamente empezamos a escuchar disparos, unos tres o cuatro disparos y nos metimos de nuevo en el aula”, concluyó la chica.

El caso. El miércoles, Estados Unidos vivió uno de los tiroteos más mortíferos que tuvieron lugar en ese país cuando un exalumno de una escuela de Florida mató a 17 personas.

El hecho ocurrió cuando el atacante, identificado como Nikolas Cruz, abrió fuego desde las afueras de la escuela Marjory Stoneman Douglas, que tiene más de 3.000 alumnos, aparentemente con un fusil AR-15 justo al terminar la jornada escolar.

Los estudiantes y profesores del establecimiento fueron sorprendidos por Cruz, quien llevaba puesta una camiseta color vino, unos jeans y unas máscara antigas, y activó la alarma de emergencia en medio del cierre de la celebración del Día de San Valentín.

El presidente estadounidense, Donald Trump, envió un mensaje de condolencias a las familias de las víctimas. “Mis oraciones para las familias de las víctimas del terrible tiroteo en Florida. Ningún niño, profesor o nadie más debería sentirse inseguro en un colegio del país”, escribió en Twitter.

En imágenes aéreas captadas por medios locales se vio cuando el joven entró a un hospital custodiado por oficiales y minutos después fue trasladado a un centro de detención.

Antecedentes. Versiones periodísticas afirmaron que Cruz “tenía tendencias armamentísticas” y había sido expulsado de la escuela por mala conducta. Un maestro de la escuela declaró que el atacante había sido identificado anteriormente como una amenaza potencial para sus compañeros de clase. “El año pasado nos dijeron que no se le permitía ingresar a la escuela con una mochila”, argumentó.

El tiroteo, uno de 18 registrados en Estados Unidos desde el comienzo del año, vuelve a poner sobre el tapete la epidemia de violencia armada en el país y el fácil acceso a las armas de fuego, que dejan 33.000 muertes anuales. Desde enero de 2013, “hubo al menos 283 tiroteos en escuelas en todo el país, lo que promedia una escuela por semana”, según Everytown for Gun Safety, un grupo sin fines de lucro que promueve el control de armas.

El sheriff del condado de Broward, Scott Israel, sostuvo: “Es lamentable dar esta noticia hoy. Tengo que decir que 17 personas perdieron la vida, 12 de ellas al interior del edificio, tres en las afueras de la escuela y dos en un hospital cercano”. En ese sentido agregó: “Es catastrófico, realmente no hay palabras”.

Por su parte, el superintendente de escuelas públicas de Broward, Robert Runcie, señaló: “Esto no debería pasar en ningún rincón del país. Estos ataques tienen que parar, sólo sacan lo peor de la humanidad”.

Perfil