Aranguren: Nichea habló sobre la actividad del Centro de Salud

0
6

El Centro de Atención Primaria de la Salud “Eduardo Laurencena” (CAPS) de Aranguren, cuenta con una nueva directora, cuyo cargo recayó en la licenciada en Obstetricia Maira Nichea, quien desde hace 6 años trabaja en dicha entidad.

En una charla con el periodista Luis Wollert, la profesional hizo un repaso sobre el presente institucional del Centro de Salud y además comentó acerca de las propuestas que desea concretar para que el mismo siga creciendo y beneficiando a más pacientes de la localidad y la zona. En este sentido señaló que “me recibí en 2009 y comencé a trabajar en este lugar a fines de 2011 como adscripta y ad honorem, me incorporé al programa de médicos comunitarios que es un posgrado becado y luego cobré un sueldo que era un incentivo. Tras la renuncia del Dr. Rosales, la Dra. Norma Hernández (directora General de Atención Primaria de la Provincia) junto a su equipo de trabajo, me convocó y me propuso que ocupe el cargo vacante. Lo dude al principio porque es un gran desafío y obviamente una responsabilidad, pero mi respuesta fue afirmativa, porque consideré que es un logro importante en la fas personal y profesional también”.

– ¿Cuál es el presente de la entidad?

– La realidad es que nos cuesta un poco el trabajo con la comunidad, si bien es un centro que está abierto las 24 horas, nosotros debemos hacer la atención primaria dos veces por día en el consultorio; pero además nuestra tarea se basa en la captación, búsqueda y seguimiento de pacientes de alto riesgo o de aquellos que están en situación de vulnerabilidad. No nos quedamos únicamente con el trabajo en la institución, sino que estamos tratando de hacer una labor fuera de ella y más cerca de los vecinos, para que tengan acceso al servicio de salud que vamos ofreciendo.

En cuanto al orden económico, recibimos bimestralmente una partida de dinero y lo que solicitamos ahora es un aumento de la misma. También estamos poniéndonos al día e implementando el sistema de arancelamiento que permite facturarle a las obras sociales, lo que es una herramienta sumamente importante, porque de esta manera con los fondos que vamos obteniendo se pueden comprar insumos, equipamiento, pago de los honorarios y arreglos edilicios, entre otros gastos.

– ¿Cómo es el funcionamiento del CAPS?

– Contamos con una guardia activa con médico y chofer de la ambulancia las 24 horas y la enfermera de 8 horas, con un horario rotativo y los fines de semana también. Tenemos Clínica Médica, Enfermería, Ginecología, Obstetricia, Pediatría, Odontología y sumaremos al equipo una nutricionista a partir del 18 de este mes y con la idea de ampliar el abanico de profesionales e incorporar un oftalmólogo y un kinesiólogo.

– En la parte de la infraestructura….

– Se hizo una reforma más que nada para mejorar la parte edilicia y tenemos presentado un proyecto de ampliación que seguiremos gestionando en breve el expediente para que los trabajos se puedan concretar. La realidad es que el lugar nos quedó chico, por la gran cantidad de pacientes que atendemos, no sólo de nuestro pueblo, sino de zonas aledañas y necesitamos tener más espacios.

– ¿Tienen el acompañamiento de una Comisión de Apoyo?

– Nos hemos reunido varias veces con los miembros de dicho grupo, que ya se encuentra trabajando y que organizó una rifa con la cual recaudaron cerca de $ 50.000. Es una forma de avanzar y hoy es muy necesario el aporte que hace esta Cooperadora y estamos muy agradecidos y conformes de poder contar con esta ayuda. A su vez, seguiremos tramitando y solicitando asistencia a los distintos organismos, porque considero además que para seguir creciendo debemos intensificar las gestiones y que se conozcan el trabajo y las necesidades que tenemos. Por suerte a nivel municipal nos han ayudado y desde el Ministerio de Salud también y más allá que esta tarea es un desafío enorme, quedo a entera disposición de la población para plantear sugerencias e inquietudes.

– ¿Cuáles son sus objetivos primordiales?

– Primeramente tenemos que hacer el cambio interno en la modalidad de trabajo, empezar a salir y tener más fluidez con la comunidad. Buscar esos pacientes que son más rebeldes y hacer un seguimiento más personalizado en los controles pediátricos, focalizando nuestra tarea en los más vulnerables. Lo bueno es que nos conocemos todos en Aranguren y sabemos la realidad de las personas y cuáles son las familias que precisan mejor atención en cuanto a los cuidados de la salud y en ese camino seguiremos afianzando nuestra tarea.