¿Por qué los argentinos duermen menos de lo aconsejado?

0
10

Tener una buena noche de sueño es fundamental para la salud, pero muy pocas personas duermen las horas que los médicos recomiendan. Para los recién nacidos (0-3 meses), los especialistas aseguran que lo ideal es que lo hagan entre 11 y 17 horas cada día; de 4 a 11 meses, entre 11 y 13; niños pequeños (1-2 años), no es recomendable que duerman menos de 9 horas y más de 15; niños en edad preescolar (3-5), entre 10 y 13 horas; niños de 6-13, entre 9 y 11; adolescentes (14-17), entre 9 y 10; adultos, entre 7 y 9 horas y para los mayores de 65, lo saludable es descansar entre 7-8 horas diarias.

Durante el último tramo del siglo XX y en estos primeros años del XXI, en Argentina se duerme dos horas menos que en la década del 70. Así lo reveló un estudio realizado por el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y científicos del laboratorio de Cronobiología de la Universidad Nacional de Quilmes, que realizaron un trabajo en el marco del proyecto “Crono Argentina“, que busca conocer estadísticas sobre los hábitos de sueño en el país.

“Evolucionamos como bichos diurnos, pero vamos bastante en contra de ese mandato“, dijo Diego Golombek, quien llevó adelante la investigación, junto a las doctoras María Juliana Leone y Marina Giménez. Explicó que el estudio consistió en una encuesta online (disponible en cronoargentina.org) con la que busca generar información estadística que cruce información sobre hábitos de sueño, con datos demográficos (edad y lugar de residencia), sociológicos (estado civil, trabajo, estudios y hábitos de consumo) o de biotipo (altura-peso). “Las deficiencias del sueño tienen una relación directa con alguno de los fantasmas contemporáneos, como la obesidad, la diabetes e incluso el tabaquismo“, explicó Golombek. “Pensamos que dormir es una comodidad que uno puede descartar y lo cierto es que no dormir a tiempo, no implica solamente estar cansado, sino que cambia el estado de ánimo y uno se enferma más“.

Los adultos, al dormir por debajo de las 8 horas diarias recomendadas “estamos más susceptibles a las infecciones y si vamos jugando con el ciclo de sueño, como ocurre por ejemplo en los turnos de trabajo rotativos, podemos estar en riesgo de enfermedades mayores” concluyó el investigador.