Murió al ser absorbido por la máquina de resonancia magnética

0
46

Un hombre de 32 años, identificado como Rajeshu Maru, sufrió un accidente tras ingresar a la sala de Resonancia Magnética en un hospital de Mumbai (India) con un cilindro de oxígeno metálico en la mano. Su familia reveló que un niño, que se encontraba en la sala de espera, le explicó que el cilindro le ayudaría a respirar mejor al paciente.

Al ingresar a la habitación, la poderosa atracción magnética de la máquina absorbió a Maru, que en todo momento sostenía el cilindro con su mano. La mano quedó atrapada entre la máquina y el cilindro, mientras el campo magnético impedía que se separara.

Maru estaba acompañado por un familiar. Cuando éste pidió desesperadamente ayuda, nadie en el hospital atinó a entrar y rescatarlo, según denunció la familia. El hombre sufrió un severo sangrado, por lo que recibió servicios de urgencia.

Sin embargo, Maru sucumbió a las heridas y murió a los pocos minutos.

El hospital, por su parte, negó las acusaciones en su contra. Afirmó, incluso, que ordenó a Maru no ingresar a la sala con el cilindro de oxígeno.

“Hay placas y letreros colocados que dicen que no se puede llevar metal dentro. Se le dieron instrucciones. Estamos llevando a cabo una consulta. Si se determina que alguien tiene la culpa, se tomarán medidas. Parece un accidente. Todas las instrucciones fueron dadas”, dijo el decano del hospital, el Dr. Ramesh Bharmal, a CNN.

Las autoridades, no obstante, habrían suspendido al médico a cargo.