Empresa de Diamante construyó un aula-taller flotante para Islas del Ibicuy

0
31

Desde el gobierno provincial, a través del Programa Plan de Mejora del Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET), se llevó adelante la construcción de una Unidad Educativa Móvil Flotante para ser destinada a vecinos de Mazaruca, ubicada sobre el margen del Río Ibicuy en el Departamento Islas.

Los trabajos fueron concretados por el personal de la empresa Astilleros Diamante SRL y dicha aula-taller flotante se compone de dos ambientes principales destinados a las actividades pedagógicas, otro abocado al personal docente y un núcleo sanitario compuesto por baño y cocina. Además, cuenta con una segunda embarcación con asientos para quince personas para su traslado, una sala de taller donde se localizarán las herramientas, zona de dirección y camarotes para descanso de los docentes.

Cabe señalar que esta modalidad educativa está orientada a insertar adolescentes, jóvenes y adultos, con el objetivo específico de desarrollar y actualizar herramientas para el trabajo, mediante la adquisición de conocimientos científicos-tecnológicos y del dominio de competencias básicas, profesionales y sociales. Las ofertas de formación profesional son soldador, tornero y operador de informática para la administración y gestión.

Es de mencionar que antes de la finalización de las tareas,  el coordinador general de la Unidad Ejecutora Provincial (UEP), dependiente del Ministerio de Planeamiento, Marcelo Richard y el coordinador Ejecutivo, Adolfo Quinodoz, realizaron una recorrida por la Unidad Educativa Móvil Flotante, la que tuvo una inversión superior a los 4 millones de pesos.

“Con proyectos como este, acercamos la estructura del Estado a sectores que no tienen acceso a una formación tan específica y tan trascendente como lo es la formación en las escuelas técnicas. En estos últimos años se ha dado mayor importancia en la provincia a este tipo de educación y es una de las prioridades del gobernador que sigamos avanzando” resaltó Quinodoz, sobre la obra que fue supervisada y fiscalizada tanto por equipos de la UEP como de la Prefectura Naval Argentina, contemplando todos los recaudos y requisitos necesarios.

Por su parte, el titular de la firma “Astilleros Diamante SRL”, Jorge Caram, en comunicación con El Observador comentó que “en nuestro establecimiento nos dedicamos a construir y reparar embarcaciones y artefactos navales, con o sin propulsión y este sería el caso. Por el momento tenemos estructura para manipular y fabricar embarcaciones de hasta 25 metros de eslora (largo) y unas 60 toneladas de peso total. Nuestro certificado de Astillero Habilitado (AA-68) lo emite y renueva anualmente Prefectura Naval Argentina para lo cual debemos tener al día todas las normativas vigentes en forma permanente, asimismo el Registro Industrial de la Nación (RIN) y todos los organismos de control”.