Casaretto explicó sobre obras ejecutadas por el IAPV y planes para cancelar deudas

0
10

El presidente del Instituto Autárquico de Planeamiento y Vivienda (IAPV), Cont. Marcelo Casaretto, brindó detalles sobre el nuevo Sistema de Cancelación Anticipada de Cuotas, al que podrán adherir aquellos adjudicatarios del organismo que abonen por su vivienda una cuota mensual igual o inferior a la suma de $ 1.000. La vigencia del programa será hasta el 28 de febrero y según precisó el funcionario, “hay entrerrianos que están abonando cuotas muy bajas, de $ 200 ó $ 300 por casas entregadas hace 10 ó 15 años y lo que ofrecemos es que aquel que está al día, puede cancelar el total, con un descuento del 15% y los que tengan alguna morosidad, pueden pagar el total, con un descuento del 10%. Es decir, hay familias que con $ 12.000 ó $ 15.000 podrán saldar lo que les queda y estarán en condiciones de tramitar la escritura para que tenga la propiedad definitiva” dijo en declaraciones a Canal 6 ERTV.

Recordó que el IAPV ha construido 48.000 viviendas en los últimos años. “De ese total, hay 28.000 que están pagando sus cuotas con los planes oportunamente acordados, mientras que el resto (20.000), ya canceló esa obligación. De los 28.000, hay casi 10.000 que tienen cuotas que están por debajo de los $ 1.000, a los que les estamos ofreciendo esta cancelación anticipada. Si esas familias se integran a este plan, ingresarían alrededor de $ 200.000.000 de recaudación, con los que podríamos dar más respuestas a otros entrerrianos que están anotados en los planes y no han sido beneficiados hasta el momento. Hay algunas cuotas que son tan bajas, que hasta cuesta más imprimir y repartir las boletas que lo que efectivamente recauda el IAPV” ejemplificó.

Sobre el balance que hace de sus primeras semanas de gestión, el titular del IAPV comentó que “la responsabilidad es trabajar para llegar con las respuestas a todos los lugares de la provincia. Cuando asumí, había viviendas que se estaban ejecutando y la prioridad fue invertir para que antes de fin de año se terminaran y así lo hicimos. Comenzamos inaugurando viviendas con el gobernador Gustavo Bordet y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio y seguimos en Urdinarrain, Rosario del Tala, Colón, Concepción del Uruguay, San Salvador, Puerto Yeruá, Aldea Santa María, entre otras localidades. La vivienda es una política prioritaria para este gobierno provincial y tenemos que ser consistentes con el trabajo para llegar a los sectores que más lo necesitan. En el Estado he estado en diferentes gestiones, con gobernadores distintos, todos me han convocado, cumplo funciones y me voy. Fui director de ATER en su momento, donde multiplicamos por 4 la recaudación. Antes fui ministro de Economía y el mismo empeño tengo ahora en el IAPV. Consideramos que es fundamental el recupero de cuotas de las viviendas entregadas para poder hacer nuevas. El objetivo es tener un 95% de cumplimiento, para que el sistema esté sólido y sustentable. Hasta hace algunos años, pagaba solamente el 30% y pretender que se llegue al 95%, significará un cambio cultural importante, que es lo que pretendemos lograr”.

 

Casas entregadas 

 

Casaretto informó que en las últimas semanas del 2017 se cumplió el sueño para 625 familias entrerrianas de tener su casa propia, ejecutadas entre el Instituto Autárquico de Planeamiento y Vivienda de Entre Ríos (IAPV) y la Secretaría de Vivienda de la Nación, en el marco del Programa Federal “Techo Digno”. “La inauguración de una casa es un hecho trascendental en la vida de una familia, que ayuda a lograr el arraigo de la gente que ha decidido llevar su proyecto de vida en su lugar de trabajo. Además, hay un efecto multiplicador, que es la generación de empleos directos e indirectos y su consecuente impacto en la actividad comercial en las distintas localidades donde se ejecutan los programas habitacionales”.

 

30.000 anotados

 

El funcionario comentó que “el registro de demandas del organismo engloba alrededor de 30.000 familias que están anotadas, esperando una respuesta. Las que vamos haciendo son insuficientes. Por eso, en un sistema solidario, aquel adjudicatario que tiene una vivienda del IAPV tiene que pagar la cuota, porque le está dando la posibilidad a otros de cumplir con ese mismo sueño”, enfatizó.

– ¿A qué se apuntará en 2018?

– En la sociedad hay un sector que tiene más posibilidades económicas, que lógicamente no necesitan del Estado para hacer su casa. Hay otro segemento, medio-alto, de familias que tienen empleo, ganan bien y con una capacidad de ahorro que les posibilita llegar a una operatoria con un banco, que tampoco necesitan del gobierno. Pero hay una tercera franja, en la que tenemos que concentrarnos en el IAPV, que está integrada por aquellas familias que tienen menos ingresos. Se viene trabajando en una línea para aquellos que tienen como ingreso, entre 2 y 4 salarios mínimos, es decir entre $ 16.000 y $ 32.000. Estamos hablando con algunos bancos, prioritariamente con el BERSA y el Nación, pero también con otras instituciones. El gobierno aportaría la mitad del dinero y el banco, el 50% restante, mientras el municipio aportaría el terreno. La idea es que este programa esté plenamente operativo entre febrero y marzo, para que entre agosto y septiembre se inicie la ejecución de las viviendas. Tendríamos 3 tipos de casas, unas de un mono-ambiente, de 29 metros; otras con un dormitorio, de 38 metros y una de 2 dormitorios, de 51 metros, para que la familia elija según su ingreso y como es la conformación de la misma.