Uruguay: un joven argentino quedó en coma tras recibir una paliza

0
35

Tomás Lacase, de 19 años, está internado en coma en una clínica de Punta del Este tras haber sido agredido brutalmente el domingo a las 6 de la mañana a la salida del boliche Ramsés. El agresor, un abogado mendocino de 29 años que vive en Buenos Aires, fue liberado tras el pago de una fianza de US$ 10 mil.

Según los testigos, Tomás recibió la primera trompada por la espalda y cayó al piso. Ya en el suelo, llegaron más patadas de los amigos del principal agresor. El joven está internado en el Policlínico Mautone con lesiones en el cráneo y conectado a un respirador artificial.

 

No se sabe qué desencadenó la feroz paliza. Pero se cree que todo empezó dentro de otro boliche, también ubicado en el puerto, cuando un amigo de Tomás se peleó con alguien del grupo del abogado. “Tomás se quiso ir del boliche. Lo siguió y lo golpeó de atrás”, contó a TN Julián Baldunciel, tío del joven, quien aseguró que el abogado “tiene un master en la Austral” y vive en Buenos Aires.

Por la agresión, hubo dos argentinos detenidos. Pero quien está más complicado y hoy enfrenta cargos por “lesiones graves” es Bernardo Alcanoni, un abogado nacido en San Rafael, Mendoza que sería hijo de un juez.

“Estamos desesperados, toda la familia está rezando y aguardando una evolución. ‘Tomi’ está muy mal, es la verdad”, dijo Baldunciel, quien precisó que el cuadro es “tremendamente grave” y que el joven “tiene unas 30 fracturas”.

“Le pegó un abogado mendocino que es un criminal. Un cobarde.Le pegó desde atrás. Y luego se sumaron otras personas a agredir cuando él ya estaba tirado en el suelo”, agregó a La Voz del Interior.

“Lo trompeó ese abogado mendocino. Estaba sacado. Cuando ‘Tomi’ cayó al piso, ese tipo se le fue encima y se agregaron varios más para pegar… Eran casi siete en total, muchos mendocinos, según nos enteramos después. Le pegaron patadas. Saltaban y le pisaron la cabeza.”

La novia del agresor intentó separarlos. “La chica se le subió desde atrás al abogado mendocino y le gritaba que parara de pegar. Le decía: ‘¡Vos siempre haciendo quilombo! ¡Vos siempre pegando! ¡No vas a cambiar más!’”, relató.

 

Un grupo de turistas chilenos los habría separado y, minutos después, llegó la Policía. La decisión de liberar al abogado habría sido apelada por la fiscal Patricia Rodríguez, que pidió que no se lo deje salir de Uruguay.

Tomás había llegado a Punta del Este con dos amigos y planeaba seguir el veraneo con sus padres.

Clarín