Policías bonaerenses ayudaron en el parto de mellizos prematuros

0
7

Dos policías del Centro de Operaciones Tigre (COT), junto a un agente local y el Servicio de Emergencias de la localidad bonaerense, ayudaron esta madrugada a una mujer a dar a luz a mellizos prematuros, quienes se recuperan favorable en un centro asistencial.

El episodio ocurrió en Benavídez, en la madrugada del último día de 2017, cuando Dionisia Blanco sintió las primeras contracciones en su casa ubicada en la intersección de las calles El Cano y Roca, en el barrio de Malvinas Argentinas.

“Nunca pensé en dar a luz en casa, pero se dio de esa manera. Comencé con pérdidas y entre las doce y la una de la mañana ya habían nacido mis dos hijos, Santiago y Sebastián”, relató la mujer.

Según contó, el barrio se encontraba revolucionado por el complicado marco en el que se dieron los nacimientos, puesto que además de darse en una vivienda, los bebés sólo tenían 32 semanas de gestación. A las doce y cuarto de la madrugada, un vecino detuvo un móvil del COT para pedir ayuda.

Quien conducía el patrullero era el agente Marcos Zubillaga, que explicó: “Llegamos a la casa y junto a mi compañera de la policía local entramos a brindar auxilio a la vecina. Fue una alegría inmensa, creo que ayudar a traer una nueva vida es lo mejor que ha pasado en todos mis años de trabajo”.

Entre lágrimas, la oficial de la policía local, Malena Vila, expresó que nunca pensó que viviría una situación semejante, al tiempo que subrayó: “No puedo explicar lo que sentí en ese momento cosas así son las que te dan ganas de levantarte todos los días y de hacer nuestro trabajo”.

Dionisia, Santiago y Sebastián fueron trasladados en una ambulancia del Servicio de Emergencias Tigre (SET) al Hospital Materno Infantil “Dr. Florencio Escardó” donde se encuentran recibiendo los cuidados pertinentes. Allí, además, tuvieron la visita de los agentes que la ayudaron durante la madrugada.

“Gracias a Dios recibí la ayuda de la gente del COT, la policía y la ambulancia del SET, estoy muy agradecida”, sostuvo Dionisia.

Santiago, quien nació primero, pesó 1.500 kg, mientras que su hermano Sebastián, 1.400 kilos, por lo que ambos deberán permanecer en el área de Neonatología del hospital alrededor de seis o siete semanas de acuerdo a su evolución.