Crespo: Autoridades, profesionales, religiosos y dirigentes buscan revertir la autodeterminación de personas que atentan contra su vida

0
41

La semana pasada se concretó en la Biblioteca Popular “Orientación” de Crespo, una reunión informativa, en la que profesionales, dirigentes, religiosos y otros vecinos realizaron su aporte en una temática en la que muchos actores sociales están preocupados e involucrados. En dicho encuentro estuvieron Eduardo Osuna (capacitador en ciberbullying y grooming) y María de los Ángeles Gómez, una de las impulsoras de dicha reunión, quienes visitaron el “Centro Periodístico de Entre Ríos”, donde hicieron un balance y contaron los próximos pasos a seguir: “Empezamos a abordar una problemática y fue importante la cantidad de personas que acompañaron, de diferentes edades y que ocupan distintos roles en la sociedad, lo que nos compromete a seguir trabajando en esto que se comenzó. En esta primera charla hubo miradas desde lo espiritual, lo clínico, lo psicológico y también desde lo tecnológico, buscando entender un poco el por qué estamos atravesando lo que estamos viviendo hoy. Una expresión que quedó marcada fue realizada por una persona del público, que dijo que Crespo tiene solucionados los problemas económicos, es una ciudad ordenada y limpia, está muy bien en los aspectos materiales, pero que necesita cicatrizar heridas emocionales que viene arrastrando desde varias generaciones”.

– ¿Cuáles son los pasos a seguir después de este encuentro?

– (Gómez) En base a las inquietudes que nos acercó  la gente que asistió, vamos a seguir trabajando y ofreceremos talleres más específicos. En la reunión hubo muchos docentes, representantes de diferentes instituciones y el público que fue, era de todas las edades, lo que nos compromete a seguir trabajando. Después de este receso por las fiestas, nos encontraremos nuevamente para empezar a generar acciones concretas a llevar a cabo en 2018, que esperamos sea un año distinto en cuanto a estas estadísticas.

– (Osuna) La cuestión es comprometerse, lo que va más allá del rol que ocupa cada uno en la sociedad, desde una ama de casa, la persona que recolecta los residuos, los trabajadores de los medios de comunicación y demás, todos debemos comprometernos. Sabemos que en Crespo hay varias instituciones que trabajan esta temática. Como sociedad, es hora de juntarnos, dejar de lado los egoísmos y la llamada envidia sana que dicen que existe acá. Crespo no es una ciudad aparte, repercuten también la falta de valores, de diálogo, de consenso. Hay que lograr que la cultura de la muerte deje de ser un objeto de consumo. No decimos con esto que se deje de hablar del tema, sino que cada situación merece una ética y un respeto que cada uno sabe dar desde el lugar que ocupa.

– (Gómez) Además de los profesionales que estuvieron en esta primera charla y que están comprometidos con esta iniciativa, invitamos a otros que quieran sumarse, a docentes, médicos y ciudadanos en general, que nos puedan acercar algún contacto o dato, todos serán bienvenidos. Estos talleres son de prevención y pro vida, donde podamos detectar los casos donde necesiten más ayuda.

 

Buchholz: “No queremos excluir a nadie”  

 

La Lic. Noelia Buchholz, presente en el encuentro, expresó que el objetivo “fue dar, desde distintos puntos de vista, cómo se trabaja en esta materia y si bien queremos tocar el tema, no lo queremos hacer de una manera tan invasiva al abordaje. Lo que intentamos es llegar al público con estas herramientas que uno desde su profesión le puede dar al otro, para auxiliarlo y ayudarlo”.

Acotó que “en esta ocasión se habló sobre los factores de riesgo, que tienen que ver con partes del pensamiento y de la estructura de las emociones. Hay muchos trastornos, pero el de la depresión, es el que más correlación tiene. Lo que se busca en estos encuentros, precisamente es enmarcar de que se trata esta enfermedad, cuáles son los vectores que la atraviesan y principalmente alertar a la sociedad como para que pueda hacer algo ante cada caso. La idea es hacer un trabajo interdisciplinario, porque consideramos que cada uno, desde su posición, puede dar su aporte. No queremos excluir a nadie”.

La profesional contó que “se diagramará algo en conjunto, que no quede solamente en esta exposición y que se esfume, sino que se continúe en el tiempo, con una charla por mes, formando un equipo de trabajo consolidado”.

 

Stieben: “Hay que lograr que más familias tengan su esperanza puesta en Jesús”  

 

En diálogo con Valeria Torresín (FM Latina 97.5), el Pr. Gerardo Stieben (Iglesia de Dios) fue consultado sobre los casos de autodeterminación ocurridos en Crespo y cómo desde las instituciones religiosas se pueden hacer aportes. Al respecto señaló que “lamentablemente la familia se ha disgregado por un sinnúmero de razones. En la misma está la clave de muchas soluciones. Hay falta de diálogo, padres ocupados en otras cuestiones que descuidan el crecimiento de los chicos, que muchas veces se van criando en soledad o recomendados por otros compañeros. Sin esa contención de la familia, no hay un sustento para los momentos difíciles de la vida. Por lo tanto, la tarea a realizar es mucha. Crespo está considerada religiosa en cierta manera, porque tan solo el 20% de la población tiene participación en las iglesias, el 80% vive aislada de las mismas y ahí es donde está el ‘caldo de cultivo’ para estas situaciones. Deberíamos trabajar todos para lograr que más familias se acerquen a las iglesias y tengan su esperanza puesta en Jesús”.