Recomendaciones para año nuevo: prevenir excesos alimentarios y accidentes con pirotecnia

0
21

Los principales motivos de consultas por estos días en las guardias de hospitales y centros de salud son las que obedecen a intoxicaciones alimentarias, quemaduras y lesiones a causa de la pirotecnia.

Desde el Ministerio de Salud de Entre Ríos, se recomienda evitar excesos en las comidas y que los menores no manipulen fuegos de artificio.

Las celebraciones de Navidad y fin de año invitan al encuentro familiar, amistoso y gastronómico, donde se acostumbra degustar diversos platos salados, dulces, bebidas alcohólicas o altamente azucaradas. También es momento del uso de elementos de pirotecnia, que son factibles de provocar accidentes en niños y adultos.

En este sentido, el Ministerio de Salud a través de la Coordinación de Prevención de Enfermedades Crónicas No Transmisibles recomienda realizar una alimentación saludable y variada para evitar excesos, malestares o intoxicaciones, sobre todo ante las altas temperaturas. Sin descuidar la ingesta de al menos 2 litros de agua, frutas y verduras que aportan agua, vitaminas y minerales que colaboran en la hidratación.

Es importante elegir frutas y verduras de estación: sandias, melón, uvas, ciruelas, duraznos, tomate, calabaza, zapallitos, berenjenas, pepino, aparte de presentar una mejor calidad nutricional, son las más económicas.

La nutricionista Evelyn Baraballe indica que se pueden variar las preparaciones para evitar la monotonía. Y ejemplificó: “Las frutas pueden prepararse a manera de licuados, ensaladas, con gelatina, en postres, en helados frutales caseros, con yogur y las verduras en ensaladas crudas, rellenas, salpicones, tartas, sandwiches”.

Desde el área de Alimentación Saludable, Baraballe indicó que “comer dos frutas y tres porciones de verduras cada día disminuyen el riesgo de presentar obesidad, diabetes, cáncer de colon, enfermedades cardiovasculares o constipación”.

Al mismo tiempo, recordó que no deben faltar los cereales, las legumbres, los lácteos, carnes vacuna, de pollo y pescado y aceites que aportan nutrientes primordiales como proteínas, energía, calcio, hierro, entre otros.

Pautas para alimentarnos con prudencia

Es importante evitar snacks grasosos, limitar fiambres, embutidos e incorporar nueces, almendras, maní y girasol sin sal; quesos blandos o port salud; tomates cherry, tiritas de apio, pepino y zanahoria con queso crema.

También se aconseja evitar bebidas alcohólicas, azucaradas y preparar aguas saborizadas naturales sin agregado de azúcar: limonadas, menta, pepino, pomelo.

Es muy tradicional elegir como plato principal, en estas fechas, carnes de cordero o lechón. La nutricionista explicó que “no hay problema en consumirlas, mientras no sea en exceso y se recomienda acompañarlas con ensaladas crudas y coloridas”.

Entre las pautas se incluye la importancia de comer despacio y saboreando cada bocado para facilitar la digestión, aprovechando los momentos de las comidas para el encuentro y el diálogo.

Es necesario agregar a las preparaciones verduras y hortalizas; carnes sin grasa visible; cocinar los alimentos al vapor, al horno o a la plancha y que los postres incluyan frutas frescas. También es primordial no anticiparse demasiado a la cocción de los mismos, como ensaladas de frutas y de papas con mayonesa, para evitar la fermentación y usar aderezos livianos, limón o vinagre, eludiendo otros como mayonesa, crema y derivados.

Aun en tiempos de festejos se deben respetar todas las comidas –desayuno, media mañana, almuerzo, merienda y cena– a fin de disminuir la ansiedad.

Cabe recordar que los turrones, panes dulces y garrapiñadas son muy calóricos y conviene disfrutarlos sin excesos.

Cuidado con la pirotecnia

La manipulación de toda pirotecnia expone a niños y adultos a un riesgo esperable que se puede prevenir.

Desde la guardia del hospital Materno Infantil San Roque el equipo de profesionales recomienda que, para evitar quemaduras y lesiones por pirotecnia, los adultos den el ejemplo, eviten su uso en estas fiestas y en el caso contrario que estén atentos al bienestar de los menores. “Hasta las llamadas estrellitas pueden ocasionar daños en los ojos y en la piel”, advirtieron.

Otra recomendación es no aplicar nada más que agua en las quemaduras, retirar la ropa adherida de manera inmediata y concurrir al centro de salud más cercano para la atención de las lesiones.

Por último destacaron que es notable la disminución de la atención en guardia de niños quemados por pirotecnia.