Padre Rubén Schmidt y su mensaje por la Navidad: “Hay que dejar entrar a Dios en nuestros corazones”

0
15

Esperando la Navidad, el Padre Rubén Schmidt, sacerdote de la Parroquia Ntra. Sra. del Rosario de Crespo, en diálogo con El Observador expresó que “en algunas ocasiones, el trajín diario, el trabajo y otras cuestiones, pueden llegar a alterar el verdadero espíritu de estas celebraciones. Sin dejar de considerar lo otro, que es el encuentro de la familia, los regalos, el brindis, que son más bien, expresiones exteriores, lo importante es conseguir ese gran gozo interior, que se logra cuando Cristo nace en el corazón del hombre”. En ese marco, animó a “que se aliente a todo eso, porque el mundo hoy vive demasiado para fuera y pareciera que se perdiera el sentido de la vida, teniendo un gran vacío en el corazón. Por eso, es importante profundizar un poco más las cuestiones de la fe, dejar entrar a Dios en nuestros corazones, hay que leer más su Palabra, rezar más, pensar un poco más, no tanto en lo que nos hace falta, sino en lo que tenemos, estar agradecidos, que es la mejor manera de prepararse para la Navidad. Y esa actitud, va a llevar un cambio interior en el hombre y probablemente tras esa propia paz, va a encontrar a su hermano o al prójimo también de un modo diferente. Hay que abrir las puertas a nuestro Salvador, que viene a nuestro encuentro, para ayudarnos, sostenernos y darnos su amor”.

Sobre cómo la celebración de Navidad fue cambiando a lo largo del tiempo, Schmidt expresó que “muchas cosas han cambiado, pero lo trascendente es no perder los valores. Hay cuestiones que han cambiado para bien y otras, no tanto para bien. Se ha perdido en algunas personas, el sentido cristiano de la Navidad, hay muchos que lo festejan como un feriado o como un día para el descanso, cuando el principal homenajeado, debe ser Jesús”.