Chemes habló de lo positivo y negativo del sector agropecuario 2017. Rechazó la prohibición de agroquímicos

0
20

El entrerriano Jorge Chemes fue reelecto días pasados por unanimidad, como vicepresidente primero de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), entidad presidida por Dardo Chiesa. Chemes, ex diputado nacional, ex titular de la Federación de Asociaciones Rurales de Entre Ríos y de la Sociedad Rural de Nogoyá, como representante y dirigente del sector tambero, expresó que “la situación de la lechería como la de muchas economías regionales, es difícil. En estos años, no se ha podido salir de la crisis en la que se encuentra y no sabemos si hay decisión política para sacarla adelante. Se dice en las reuniones que el sector lechero es importante, que apuntamos al crecimiento y desarrollo, pero lamentablemente no encontramos el horizonte necesario para salir de este pantano. Hay mucho por solucionar, pero la sensación es que las políticas en general no terminan de cerrar como para generar esa confiabilidad que se necesita para la inversión de crecimiento” dijo en declaraciones al programa “Diario 6”, que Jésica Roth conduce por Canal 6 ERTV.

– En algunos municipios del país se está prohibiendo el uso del glifosato, ¿cuál es su opinión?

– En nuestra provincia hay una Ley de Agroquímicos desde hace muchos años, creada con mucha sabiduría y buen criterio y lo que hay que organizar, es el cumplimiento de la misma. Habría que actualizarla, modificarle algunas cosas, pero en realidad creo que este tema se utiliza más como una bandera para agitar algunos fantasmas de cosas que no existen. No creo que la situación sea tan grave como a veces se la pinta. Hay que ser responsable en el manejo y cumplir con la ley. No creo que la solución sea prohibirlos. Si suspendemos los agroquímicos, volveremos para atrás en todo lo que se ha avanzado en tecnologías, corriendo el riesgo de tirar todo por la borda.

– Fue fundamental la lluvia para los distintos sectores agropecuarios…

– Hace algunos meses estábamos todavía luchando para que paren las precipitaciones, por las inundaciones que hemos tenido en muchas zonas del país y este año se dio esta sequía, de varios días sin las lluvias necesarias. Sabemos que el maíz está en plena floración y necesitaba agua, lo mismo la soja que se sembraron. Lo positivo es que se pudo levantar la mayoría del trigo sin dificultad. Para la lechería es un momento importante, porque se están elaborando los rollos que se van a utilizar en el invierno y si realmente no tenemos las lluvias esperadas y una buena producción de pasto, esto se complicaría. En general, las altas temperaturas generan un efecto negativo sobre la producción de leche y más si por la noche, las mismas no bajan, porque la vaca no tiene tiempo para recuperarse. Eso implica que baja la producción y debemos recurrir a otros sistemas de alimentación. Si bien hay tecnología para refrescarlas, sistemas de sombras y demás, cada uno dentro de las posibilidades, lo va implementando, porque nada de esto es barato. Lo que sí está claro es que el calor, no es el mejor amigo para la producción de leche…

– ¿Qué balance hace de los primeros 2 años de gestión del presidente Mauricio Macri?

– Creo que hay cosas buenas y otras que todavía faltan solucionar. Puntualmente refiriéndome a lo del campo, que es lo que más conozco, diría que la eliminación de las retenciones a los granos fue muy buena, pero creo que falta completar con lo que se había anunciado para la soja. En ganadería se ha avanzado, sobre todo trabajando con mercados en el exterior para poder colocar nuestras carnes y volver a ser como siempre, exportadores importantes. Y en cuanto a las cuestiones por solucionar, se necesita una real reforma impositiva, porque la carga que viene soportando el sector agropecuario es muy fuerte, como también otros sectores empresarios del país. Además, necesitamos que se solucionen los problemas de infraestructura. Todos sabemos los problemas que tenemos con los caminos rurales, las faltas de puertos, que afectan la competitividad. La falta de infraestructura hace que, la eficiencia que el productor tiene tranqueras adentro, se pierda cuando esa producción sale. Por otra parte, hay que tratar de equilibrar la economía en nuestro país, ver cómo se estabiliza, para que a través de eso, podamos encontrar un rumbo. La solución viene a través de la inversión y crecimiento y para esto se necesita previsibilidad, políticas de estado que permanezcan en el tiempo y que den confiabilidad…