Se proyecta “Vuelo Nocturno” en Paraná

0
17

La película Vuelo Nocturno, que cuenta la historia del paso del célebre escritor Antoine de Saint Exupery por Concordia y es dirigida por el entrerriano Nicolás Herzog, se podrá ver en Paraná este 15 de diciembre. El sábado 9 se hizo la presentación en la Casa Bicentenario de Concordia.

Estrenada en distintas ciudades del país, Vuelo Nocturno ya es la película documental más vista del año en los cines argentinos, además de haber hecho un amplio recorrido por festivales, donde ganó un premio en Treviso, Italia.

La película que tuvo su paso en Concordia el sábado, llega a la capital provincial el próximo viernes 15, a las 20.30, en La Vieja Usina. La función será apta para todo público y de manera gratuita.

La película

Vuelo Nocturno relata la historia de Antoine de Saint Exupery cuando pasó por Concordia, sus estadía, su relación con las “princesitas argentinas” y su inspiración para escribir su obra cumbre, El Principito. Inscripta en el género docuficción, Herzog recrea escenas reales de la convivencia del escritor con las dos niñas que lo recibieron cuando, a principios del Siglo XX, Saint Exupery aterrizó de urgencia en los jardines del Castillo San Carlos.

“Vuelo Nocturno cuenta una historia de amor imposible (inspiradora, edípica) ambientada en la década de 1930 entre Antoine de Saint-Exupèry y una francesita litoraleña que vivía en una suerte de castillo de hadas. Pero también es un homenaje a un mito fantástico que forjó la historia de la ciudad en la que crecí”, cuenta el director.

En Concordia, Entre Ríos, la historia del palacio San Carlos tiene ribetes fantasmagóricos. Nunca se supo demasiado sobre el paradero de su primer dueño -el francés Edouard Demachy, quién construyó el castillo en 1888 y luego desapareció dejando la casa intacta-, ni tampoco sobre los pormenores de la accidentada visita de Saint-Exupéry a mediados de 1930, cuando era director de la Aeroposta Argentina (antecedente inmediato de Aerolíneas Argentinas) y se vinculó con las hijas de la familia francesa Fuchs Valón, que alquilaba el palacio.