María Grande: Ingresó a la profesión por curiosidad y hoy es árbitro nacional

0
76

Maximiliano Clauss tiene 27 años y es profesor de Educación Física. En la Liga de Fútbol de Paraná Campaña, trabajó en el plantel de Litoral campeón 2013, también lo hizo en 2011 y 2012, sin dejar pasar por alto que fue jugador hasta de Sub 20 y además se desempeñó en la Escuelita de Fútbol Infantil.

Su pasado reciente ligado a la pelota, coincide con este presente. Pero lo encuentra en otro lado, vestido diferente a los jugadores, ahora se desenvuelve como árbitro. “Siempre me enojaba y protestaba algunas decisiones, entonces por curiosidad hice el curso más que nada para conocer las reglas del juego”, le comenta a El Observador.

Su curiosidad lo depositó en un camino que recorrerá durante los próximos años. “Surgió en María Grande, un compañero me invitó y lo acompañé. Era un grupo como de 10 personas que dirigían en el Predio de Veteranos, un día faltó un asistente y comencé. En Liga de Paraná Campaña dirigí en el Torneo Amistad de las categorías formativas”, recuerda.

Los primeros pasos ya estaban dados dentro del ambiente del referato y se consolidó en la Liga de Gualeguaychú. “En el 2015 dirigí mi primer partido en la máxima divisional. Darío Ávalos, quien es de María Grande, me invitó. Él estaba arbitrando desde hacía años, también habían otros de mi ciudad, un grupo bárbaro. Necesitaba gente y nos sumamos. Me gustó y sigo con muchas ganas. Con todos los colegas de allá se ha creado un muy buen ambiente”, detalla.

El gran salto llegó hace unas semanas, cuando Clauss se recibió de árbitro nacional aprobando el curso de la Asociación del Fútbol Argentino. Él, junto a Rodrigo Aldana y Alexis Caisso de la Liga Paranaense y Sergio Vergara Miño de la Liga de Nogoyá, fueron los entrerrianos que encararon los dos años de duración y superaron los objetivos para tener una mayor consideración. “Nos preparan igual que un jugador, personalmente entreno cuatro o cinco días en la semana. Estudio, se arma el bolso, vas a la cancha y jugás como un jugador más. Empezás a tener otro punto de vista, distinto al que tenía cuando era jugador o estaba como preparador físico”.

– ¿Tuviste la posibilidad de dirigir Federal C?

– Estuve como asistente. Incluso en partidos decisivos, siempre en representación de la Liga de Gualeguaychú. Nos puede tocar en el Torneo del Interior dirigir en María Grande porque lo hacemos representando a esta entidad. Ahora, con el título de árbitro nacional, estás más arriba en la tabla de méritos para las designaciones.

– ¿El curso fue complejo, intenso?

– Está programado para 8 cursos al año durante dos temporadas. Es un módulo al mes y se programa para viernes y sábado. Es en Buenos Aires, donde se dictan clases en la sede de la AFA y la parte física en el predio que posee la entidad en Ezeiza. Fueron dos años largos pero rápidos. Muy exigentes en todo sentido. Tenías que estar a la altura de lo que te pedían.

– Imagino que también en las enseñanzas tiene un rol importante el saber cómo pararse ante un jugador o actuar en ciertas circunstancias.

– Tiene un buen lugar la psicología. Nos inculcaban algunas claves para saber llegarle al futbolista. Por ejemplo, hay algunos jugadores que les hablás con distancia y el mensaje no le llega; entonces hay que buscar la manera de hacerlo. En los cursos los instructores resaltan la presencia, puntualidad, solucionar jugadas rápidas y de manera correcta. Si conseguís virtudes como esas, vas a tener más posibilidades de seguir escalando dentro del fútbol.

– ¿Qué se dice dentro del ambiente arbitral la implementación del VAR (video assistant referee, árbitro asistente de video)?

– Es un tema complejo. Muchos dicen que perjudicará a la actuación del juez porque estará más expuesto. Supongamos que sanciona un penal, pero luego observa la repetición y se da cuenta que fue un error. Debe volver sobre lo que cobró y eso le podría influir mentalmente, porque todo el mundo vio que se equivocó y hasta él mismo lo sabe. Habrá una doble exigencia.

– ¿Por qué hay varios árbitros de la zona que no dirigen en Paraná Campaña?

– Siempre digo que la Liga de Paraná Campaña es una de las mejores de la provincia, 20 equipos, las etapas de clasificaciones, las instancias finales son atrapantes, es una liga apasionante para dirigir. Yo elegí Gualeguaychú por las circunstancias que se dieron y estoy cómodo allá. Tengo árbitros conocidos de Hasenkamp que están en Victoria; de Bovril que está en Paraná, y decimos que en algún momento tenemos que juntarnos todos y volver. Hoy en día Paraná Campaña tiene su grupo arbitral, hay muchos chicos que se están formando, más la gente que viene de Paraná y Santa Fe. En algún momento me gustaría dirigir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here