Proyecto de reparación para víctimas de violencia institucional por motivos de identidad de género

0
4

La senadora nacional Sigrid Kunath presentó hoy en el Salón Auditorio de la Cámara Alta el proyecto de ley que propone otorgar una pensión graciable a personas travestis y trans que hayan sufrido violencia institucional a causa de su identidad de género. Lo hizo acompañada de las senadoras Marina Riofrío y María Teresa González y representantes de diferentes organizaciones de la sociedad civil.

Frente a un nutrido público, Kunath explicó que “el objetivo de este acto fue presentar un proyecto de ley que hemos impulsado en el Senado con el acompañamiento de diez senadores y senadoras más y que proviene de una propuesta que se ha hecho a partir de una campaña que nuclea distintas organizaciones cuyo lema es ‘Reconocer es reparar’”.

En un acto en el que se escucharon distintos testimonios de sobrevivientes, la senadora señaló que “nosotros entendemos que por más que se apruebe no va ser una reparación total pero sí en principio va a existir un reconocimiento por parte de las instituciones del Estado, de actos de violencia que se han cometido y que muchas veces terminan con la muerte de la persona, con lesiones y que también de algún modo, como lo escuchamos en los testimonios, atraviesan el crecimiento de las personas con la complejidad que significa también trabajar por los derechos de estas minorías”.

“En lo personal es muy enriquecedor poder trabajar conjuntamente con las organizaciones que nos han acercado esta propuesta y también nos parece importante señalar, más allá de que el proyecto esté presentado en ambas cámaras, señalar cómo desde el inicio existe una enorme confianza por parte de los legisladores que han acompañado con su firm

a, lo cual le otorga a la iniciativa una gran fortaleza”, indicó la legisladora sobre la iniciativa que fue firmada además por las senadoras Norma Durango, Liliana Fellner, María Teresa González, Beatriz Mirkin, Inés Pilatti Vergara, Marina Riofrío y Magdalena Odarda y los senadores Juan Manuel Abal Medina y Marcelo Fuentes.

“El futuro de la sociedad debe ser la diversidad”

Con relatos conmovedores que dan cuenta del sufrimiento y las situaciones de violencia que han vivido por el ataque y la discriminación a su identidad de género, representantes de distintas organizaciones explicaron la importancia de que avance este proyecto y agradecieron y destacaron el compromiso de la senadora Kunath al traer este tema al Senado.

“Siempre el relato era sobre el maltrato policial”, señaló Norma Gerardi al referirse a una encuesta realizada años atrás sobre las principales preocupaciones de las chicas travestis y trans. Contó las terribles situaciones que vivió ella y muchas compañeras, entre las cuales varias fallecieron.

“Para nosotras la identidad de género no es solamente un testimonio de identidad personal, sino también es una trama de circunstancias que nos une en las condiciones de vida de exclusión. Y ahí es el Estado el que tiene que hacer el puente para reparar y reconocer”, manifestó Alba Rueda de Mujeres Trans Argentinas. Y agregó: “la única herramienta de lucha para nosotras es lograr un marco normativo que nos resguarde de la violencia. Este es un proyecto totalmente vinculado a la plataforma de los derechos humanos. No es un contexto fácil vivir en la Argentina para una travesti trans; el protocolo del Ministerio de Seguridad nos pone en alerta y en una desprotección importante”.

“El futuro de la sociedad debe ser la diversidad”, dijo Lara Bertolini, activista travesti, quien resaltó la importancia de cambiar la estructura de pensamiento social. “Reconocer es reparar es la visibilización de nuestras historias”, sostuvo Dariela de la Cooperativa Siete Colores, en tanto Penélope de Conurbano por la Diversidad aseguró: “queremos dignidad”.

Martín Carnevaro de 100% Diversidad y Derechos señaló que “esta ley va a reparar en parte la violencia estatal y además creo que la reparación a cada una de estas compañeras que la ley va a beneficiar, implica también que la sociedad y el Estado se haga cargo de esa historia en un camino de reparación”.