Abogados opinaron sobre “Libertad Religiosa”, catequesis en escuelas públicas y “Ley Dominical”

0
17

Este sábado 25 de noviembre continuará en Libertador San Martín, la “Jornada Universitaria sobre Libertad Religiosa” que comenzó ayer viernes. Para hacer referencia a este encuentro, visitaron el “Centro Periodístico de Entre Ríos”, el director del Centro de Estudios de Derecho y Religión de la Universidad Adventista del Plata, Dr. Juan Martín Vives y el asesor jurídico de la entidad, Dr. Adrián Maldonado, quienes dialogaron con el Cont. Fernando A. Huck, director de El Observador. Explicaron que “planeamos hacer estas jornadas con un tema puntual, que son los 500 años de la “Reforma Protestante”. La propuesta es ver qué influencia tiene la misma en la libertad religiosa. Hasta Lutero y la Reforma Protestante, había una idea acerca de este tema y hoy en día se tiene otra. La propuesta es tener una visión desde distintas ópticas, de la parte religiosa, desde lo académico, gubernamental, de líderes, de funcionarios, para que cada uno dé su posición”.

– ¿Ustedes pretenden que haya más libertad o más igualdad religiosa?

– (Vives) Las 2 cosas. La libertad es un concepto complejo. Normalmente, cuando no hay problemas, la libertad religiosa es la base de todas las otras libertades que tenemos. Si nos vamos a la historia, podemos ver que la gente comenzó a tener otras libertades a partir de creer distinto del resto. El Estado no me puede decir en qué tengo que creer y en qué no. La mayoría puede creer en una cosa, pero yo puedo creer en algo distinto. En Argentina vemos que hay libertad religiosa, pero también creemos que se pueden lograr mayores avances. Cuando se discutió la Constitución Nacional, en 1853, uno de los puntos que mayor debate generó fue ese. En muchas cuestiones estaban de acuerdo, fue una discusión muy fuerte, porque algunos querían volver al sistema español, de una sola religión para el mundo y si queremos abrirnos al mundo, tenemos que permitir que cada persona tenga su religión. El enfoque que queremos darle a las jornadas, es no tanto quejarnos por lo que no está bien, sino celebrar lo que está bien. Tenemos un privilegio de vivir en un país abierto y que permite distintas formas de expresión religiosa, hay cosas para mejorar, pero también para reconocer. En ese sentido, Entre Ríos es una de las provincias donde hay un ambiente de libertad religiosa muy amplio, separa correctamente la Iglesia del Estado y tiene en su historia, toda una trayectoria de haber sido muy abierta a las religiones y esto es algo que no siempre reconocemos y recordamos.

– La Iglesia Adventista siempre estuvo en contra de la ley que proponen algunos sectores, de que no se trabaje los domingos…

– (Vives) En los últimos años hay un enfoque de tratar de buscar los ajustes, para que mientras sea posible y razonable, la persona pueda vivir de acuerdo a su fe y conservar su trabajo, no asistiendo el sábado. Y si no puede trabajar en esa jornada, podrá compensarlo con otro día o puede hacer doble turno…

– En la Iglesia Católica se viven importantes cambios con el Papa Francisco y también otras religiones se han ido ajustando a las nuevas costumbres y leyes…

– (Maldonado) Me gustaría hacer una distinción entre normas y principios. Lo que uno observa del Papa, es que las modificaciones o reformas que se pueden hacer son cuestiones de normas. Pero luego están los principios, el núcleo duro, la creencia fundamental. Para un adventista el sábado está como mandato digno en esos principios bíblicos que nosotros defendemos por nuestra interpretación de la Sagrada Escritura. A eso, nuestra conciencia no nos permitiría modificar…

– (Vives) Que uno quiera que se respete la libertad religiosa no implica tener privilegios. Si el sábado no trabajo, tendré que recuperarlo en otro día. Enfocando el tema de libertad religiosa, las leyes tienen que ser amplias para abarcar a todos. Cuando se habla del objetivo de la Ley Dominical, normalmente se dice lo de la familia, el descanso, el pasar tiempo juntos, lo cual está bien para una gran mayoría de la población, pero hay un grupo de personas que quieren tener ese descanso, ese tiempo en familia, otro día. En ese marco, el Estado tiene que dar las excepciones si es que ve que es necesario parar todo el domingo. Caso contrario, parecería que estamos descubriendo algo que nadie más se dio cuenta y todo el mundo tiene que parar el domingo…

– ¿Qué opinan sobre las clases de religión en las escuelas públicas?

– (Maldonado) Nosotros entendemos que el ámbito apropiado para la enseñanza de la religión es la familia y la Iglesia, en la parroquia, templos, sinagogas… no en las escuelas públicas. Hay que entender que lo principal es proteger al niño y que la segregación que se puede producir con buenas intenciones en el ámbito escolar, pueden producir un daño irreparable en muchos niños. Esa es la óptica que tenemos…

– (Vives) El Estado tiene que ser neutral frente a la religión. Puede verla con buenos ojos en términos generales, pero después no puede beneficiar o perjudicar a una religión en particular. En Salta por ejemplo, desde siempre hay educación católica obligatoria en las escuelas públicas. Un grupo de padres realizó una presentación judicial. Pasaron las instancias en esa provincia y llegaron hasta la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que está para resolver si es constitucional que el Estado obligue a los chicos a tener educación religiosa o no. Nosotros no estamos en contra de la educación religiosa, sino que sea el Estado el que te obligue a recibir educación religiosa. Porque esto trae otros problemas, sobre quién te enseña, cómo te enseña y si hay un niño adventista, ¿quién le va a enseñar? ¿qué corriente le va a enseñar…? La reformista, conservadora, ortodoxa…? Es muy complicado…