¿Vuelve el campo a las rutas? Fuertes críticas de Chiesa (CRA) por falta de respuestas y “confiscatorios impuestos”

0
32

Dardo Chiesa, reelecto esta semana como presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), cargo que ocupa desde el 2015, consideró que “el sector agropecuario está sensiblemente mejor, porque la visión del gobierno actual ha cambiado, pasamos de ser enemigo público número 1 (durante la gestión de la ex presidenta Cristina Fernández), a ser el motor de la economía. Esta situación, evidentemente nos trajo libertad de comercio, nos sacaron impuestos distorsivos, retenciones a varios cultivos y economías regionales, más allá de que aún siguen en la soja. Hay una visión de desarrollo en función del sector agropecuario. Pero otra vez estamos viendo que el sector está siendo fruto de una carga impositiva y una visión de tributación que nos sorprende. Cuando uno mira la reforma impositiva que anunció el presidente de la Nación, que va a cambiar la relación de las provincias, municipios y Nación, lee que el sector agropecuario vuelve a ‘pagar la fiesta’, con aumentos de impuestos inmobiliarios muy fuertes en la provincia de Buenos Aires, absolutamente arbitrarios y confiscatorios y nos preocupa mucho, porque esto se está replicando en Córdoba y otras provincias argentinas. La presión impositiva que tiene el sector sigue siendo muy grave, subió además el combustible, los peajes, por lo que todo esto que parecía que venía bien, al sector lo va a complicar mucho. Hay que recordar además que a nivel nacional, tenemos más de 10 millones de hectáreas inundadas, con lo cual la situación no está tan pujante” expresó el dirigente en declaraciones a “Diario 6”, que Jésica Roth conduce todas las mañanas por Canal 6 ERTV. En ese marco, el presidente de CRA no descartó que vuelvan los reclamos gremiales del sector, en las rutas.

– ¿Los productores siguen teniendo esperanza…?

– Los productores siempre tenemos esperanza, siempre esperamos que lleguen las soluciones, pero en el día a día, esto se vulnera. Tenemos falta de gestión en un montón de ítems. Hay problemas sanitarios, de plagas que avanzan y el SENASA mira para otro lado, no se reacciona en tiempo y forma y en otros órdenes pasa lo mismo. Lo que ocurrió con el tema del Etanol, se le dio la señal a los ingenios para que invirtieran y después se bajó 30% el precio de corte. Es decir, se estimula y después se corta. Estas cosas generan vacíos, frustraciones y cese de inversión y la gente empieza a tratar de sobrellevar la situación solamente. Es preocupante, en algunos casos es grave y en otros no tanto, pero se necesita profundización de políticas…

– ¿Por qué considera que SENASA mira para otro lado?

– Porque no quieren hacer las cosas como se debe y está comandado por gente que no tienen ni la más pálida idea de lo que tienen que hacer… 

– ¿Qué opinión tiene de la asunción del entrerriano Luis Miguel Etchevehere como ministro de Agroindustria?

– Conoce el problema del sector, por lo que es una esperanza tener un interlocutor como él. Pero también hay que decir que Agroindustria es un ministerio chiquito, que está para resolver cuestiones más bien técnicas, pero la política grande, que genera competitividad, rentabilidad y procesos de inversión, se manejan desde el Ministerio de Economía. Pasan por otro lado los compromisos políticos, no pasan por Agroindustria. Hay cosas que no ha podido resolver Buryaile (ex ministro) ni tampoco las va a poder resolver Etchevehere. Sí nos tienen que acompañar para que nosotros lo podamos reclamar, que es el gran capítulo que faltó en el impuesto inmobiliario de Buenos Aires. Economía de Buenos Aires decidió un aumento y el ministro, subsecretario, jefe de gabinete y el resto, hicieron ‘paso de torero’. El ministro del área tiene que acompañar a los reclamos en los demás estamentos. Falta mucha más integración del sector, de algunas áreas con las otras partes del gobierno.