Galarza: Celebraron el aniversario de la Escuela de Educación Integral N° 24

0
6

La comunidad de la Escuela de Educación Integral Nº 24 “Elba del Carmen Blanco” de General Galarza, festejó con una cena-show el sábado 4 de noviembre el 30º aniversario de la creación de la institución recordando a aquellos precursores que fueron parte imprescindible para que este proyecto se pueda concretar.

La directora del establecimiento Sonia Dubs, en comunicación con El Observador, comentó que “hace 30 años un grupo de padres y vecinos vio la necesidad de contar con un espacio para que sus hijos que presentaban diferentes discapacidades y que no estaban incluidos dentro del sistema educativo común, puedan desarrollar sus actividades. Fue así que con mucho esfuerzo y con el apoyo del gobierno de ese momento, se compró un edificio, el cual se fue remodelando a lo largo de estos años, hasta llegar a las instalaciones que tenemos actualmente. Contamos con 4 aulas, una dirección, los sanitarios, la sala de los docentes, un lugar para taller, la cocina-comedor y otras dependencias que se fueron incorporando gracias al trabajo de un gran equipo humano y de los vecinos del pueblo que siempre estuvieron apoyando para que este proyecto siga adelante”.

– ¿Cómo es la tarea que vienen desarrollando?

– Son 33 alumnos y con múltiples discapacidades los que concurren a nuestra escuela, donde también brindamos un apoyo a los chicos de otras instituciones del pueblo que presentan alguna dificultad en el aprendizaje o necesitan de una atención más personalizada, ya que contamos con una Maestra Orientadora (MOI). Trabajamos en red con el resto de las escuelas, siguiendo el objetivo primordial que es la integración educativa y social de nuestros niños, jóvenes y adultos en la comunidad.

Diariamente el ingreso es a las 8.00 y hasta las 12.00 se trabaja en las áreas pedagógicas y las estético-expresivas y luego comparten el almuerzo en el comedor, para posteriormente asistir a los diferentes talleres hasta las 14.30 que es la hora en la que se retiran.

Los adolescentes y adultos, son los que participan del Taller de Panadería, donde se elaboran pizzetas, pastafrolas, tortas, panes saborizados, fideos, tallarines que también se comercializan. A su vez, contamos con el Taller de Reciclado con las técnicas de decoupage y pintura y estamos por comenzar el curso de hierbas aromáticas. Se trabaja coordinadamente entre la parte pedagógica y los talleres, donde los chicos comparten todo el proceso de cada tema y con la venta que se hace de los productos tenemos una apertura hacia la comunidad. Tal es así que hace unos 20 días compartimos una muestra donde los vecinos pudieron ver el trabajo que vamos realizando con los alumnos.

Asimismo hay un grupo que se está capacitando en diferentes etapas, los que recibirán una certificación, que por ejemplo les dará la oportunidad de que puedan conseguir un trabajo en una panadería. También realizan tareas de jardinería y de huerta, porque apuntamos a que estos muchachos puedan dedicarse a alguna de estas actividades que les vamos enseñando e insertarse en el mundo laboral. Desde nuestro lugar les ofrecemos las herramientas necesarias para que puedan desenvolverse en la vida y logren su autonomía.

– ¿Qué rol cumple la Cooperadora Escolar?

– Los integrantes de las diferentes cooperadoras que se conformaron durante estos años, fueron los fundadores de esta noble propuesta y son actualmente nuestro puntal para que podamos continuar con la tarea en la educación integral. Están presentes en todo momento, con el apoyo económico tanto para el mantenimiento edilicio o para la compra de materiales e incluso en situaciones donde le corresponde al Estado intervenir y no se cumple, ellos se encargan de solucionar esa problemática. Contamos con una escuela muy bien equipada, con el servicio de gas natural y cloacas, tenemos aire acondicionado y ventiladores en las aulas, proyectos que fueron concretando las sucesivas cooperadoras. Hace poco tiempo asumieron las nuevas autoridades, con las cuales organizamos esta cena tradicional que en esta oportunidad fue especial por los 30 años de nuestra escuela.

– ¿Por qué motivo se impuso el nombre “Elba del Carmen Blanco” a la institución?

– Fue una joven con síndrome de down que todos los días venía con un cuadernito a la escuela cuando todavía no se había inaugurado ni abierto sus puertas y recién estaba iniciándose el proyecto. Ella luego murió y fue en su honor que se estableció tal denominación. Además vale aclarar que una de las fundadoras de esta entidad y la presidenta actual de la Cooperadora, es la hermana de Elba.

– ¿Cuál es el mensaje en este nuevo cumpleaños del establecimiento?

– Sólo me queda agradecer a la comunidad de Galarza, a los miembros de la Cooperadora actual, al personal docente y al equipo de trabajo que me acompaña que siempre está presente ayudando y dando su tiempo para sacar esta escuela adelante y a las autoridades superiores tanto de la provincia como del departamento que siempre están guiándonos en las distintas actividades que organizamos para que los chicos puedan participar. Extiendo el agradecimiento también a los padres y familiares y a todas aquellas personas que a lo largo de este tiempo nos siguen brindando su ayuda.