Gabriel Wagner explicó en “Grandes Reportajes” sobre el crecimiento del esperanto en Crespo y la región

0
38

Ideado para hacer posible la comunicación entre los hombres de todos los pueblos del mundo en pie de igualdad, durante casi 140 años, el esperanto ha demostrado ser un idioma que se caracteriza por su gramática sencilla y aseguran que es el más fácil de aprender. Uno de los referentes en Crespo es Gabriel Wagner, quien visitó el “Centro Periodístico de Entre Ríos”, donde dialogó con el Cont. Fernando A. Huck, director de El Observador y conductor del programa “Grandes Reportajes de Canal 6 ERTV”. 

– ¿Por qué se hizo en Crespo el “58° Congreso Nacional de Esperanto”?

– Todos los años se realiza este congreso, al que se invita a referentes de todo el mundo. En 2014 por ejemplo, que se hizo en Buenos Aires, convocó a más de 700 personas de 62 países. Esta vez eligieron hacerlo en Crespo y los visitantes se llevaron una grata sorpresa de la ciudad y de las cosas que venimos realizando en nuestra Asociación local. Hubo diferentes actividades, por ejemplo, una del orden turístico donde se muestra un paisaje local, se concretaron conferencias, juegos, actuaciones y se usaron instrumentos, aplicando el idioma. Tengo contacto con chinos, japoneses, africanos, norteamericanos, la experiencia de ir y hablar con alguien en un idioma en común, es increíble. A uno le da sensación de plenitud. Una de las grandes virtudes del esperanto es terminar con la barrera que separa a las culturas…

– ¿Cuándo toma contacto por primera vez con este idioma?

– Con mi familia vivíamos en el campo, en la zona de Aldea Grapschental, donde llegaba la revista Billiken y Anteojitos todos los sábados y en las mismas, había publicaciones de esperanto. Recuerdo que yo recortaba la hoja para estudiarlo, aclarando que en ese tiempo no había internet ni televisor. Con el tiempo lo fui dejando y ya viviendo en Crespo, lo volví a ver en un mail que recibí en mi casilla, sobre la realización de un congreso de esperanto. Como conocía del tema, volví a investigarlo y desde ese entonces (9 años atrás) lo fui fortaleciendo. Hoy, con los medios audiovisuales, el aprendizaje es muy sencillo y en internet hay recursos muy importantes para el estudio. A diferencia de otros, éste fue pensado para ser auxiliar de la comunicación humana. Vemos que la gente más joven está enganchada en las redes sociales con esto…

– Siempre el idioma universal fue el inglés…

– Es un idioma universal por el comercio. Lo que se quiere lograr con el esperanto no es reemplazar a éste u otro idioma, sino ser un puente verdadero entre los pueblos y evitar ese choque cultural que a veces genera la imposición del inglés…

– ¿En qué tiempo se puede aprender?

– Se han hecho algunos ejercicios e investigaciones que revelan que si uno le dedica un tiempo suficiente de manera diaria, en dos meses se aprende lo que es la base del idioma. En muy pocas horas uno puede leerlo y escribirlo. Cada letra tiene un sonido y cada sonido está representado por una sola letra. No hay posibilidad de que uno se equivoque leyendo el acento, que siempre está en la anteúltima vocal y a partir de ahí, se comienza a buscar un método que vaya siendo acumulativo en cuanto al aprendizaje de las nuevas palabras y de los estilos.

– ¿Por qué en vuestra asociación unieron el ajedrez con el esperanto en Crespo?

– Desde hace algunos años estaban las dos asociaciones y yo particularmente integraba las dos. En una charla que tuvimos dirigentes de las 2 entidades, se decidió que podíamos aunar esfuerzos y juntamos bajo un solo título y funcionamos muy bien. Muchos de los que estaban en el ajedrez aprendieron esperanto y viceversa. Son dos actividades muy nobles y buenas para la salud y la Psicología. El ajedrez ayuda a tomar tiempo, les sirve a los niños a esperar, a pensar, razonar, los saca de la tecnología, los enfoca a un problema concreto del tablero. Y el idioma, cualquiera que sea, es muy bueno para la memoria y porque uno se expande culturalmente.

 

– ¿Qué deben hacer los interesados en sumarse al esperanto en Crespo y la región?

– La idea que tenemos en la Asociación es ir a las escuelas. Días pasados estuvimos en el IPEL (Seguí), donde hicimos un taller de esperanto con los chicos del secundario y queremos replicar este tipo de actividades en otras escuelas, promoviendo algo que es bueno y útil. Nosotros estamos funcionando en el Club de Leones (calle Tratado del Pilar, entre Seri e Independencia). Tenemos actividades durante la semana y los interesados nos pueden llamar al 154-167880. Si les interesa, les puedo acercar material o un lugar donde lo pueden bajar por internet.

 

Comments

comments