Explican sobre el primer “implante coclear” que se realizó en un establecimiento público de Entre Ríos

0
9

Profesionales del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Materno Infantil San Roque de Paraná, realizaron un implante coclear a un niño hipoacúsico de 3 años, siendo la primera intervención de estas características en un centro asistencial público de la provincia. El jefe de dicho servicio, Carlos Albornoz, señaló que “es un orgullo poder concretar estas prácticas y darle una respuesta a la comunidad” y destacó el trabajo realizado por los doctores Joaquín Vaschalde y Martín Otaño, junto al tutor Tristán Carignani.

El profesional comentó que la decisión de implantar a un paciente surgió como resultado de un trabajo interdisciplinario: “Si bien la tarea es del cirujano, participaron múltiples profesionales e inclusive para tomar la decisión de ponerlo, previamente intervinieron psicólogos, psicopedagogos, fonoaudiólogos, otorrinolaringólogos y en algunos casos también asistentes sociales que determinan si ese niño es apto o no a un implante”.

En ese marco, Albornoz acotó que este tipo de intervenciones se pueden practicar “a partir de los 2 años y antes también, dependiendo de las circunstancias y del tipo de hipoacusias, porque por ejemplo en los chicos que han tenido meningitis, se trata de que se haga rápidamente. Es al único caso que se lo hace en edades muy tempranas”. En los demás, generalmente se procura que el niño esté implantado entre los 2 y los 5 años, es decir, en el período previo a la escolarización, destacó.

La recuperación lleva cierto tiempo: En un principio se controla que no haya infecciones o complicaciones de la cirugía en sí, tras lo cual al cabo de un mes, comienza el encendido del implante y el trabajo intensivo con fonoudiólogos. El objetivo es lograr que el niño equipare su audición con la de los demás chicos, para que cuando comience el primer grado, ya esté igualado con el resto de sus compañeros y su hipoacusia no le represente una dificultad para aprender y socializarse con normalidad.

En diálogo con “Diario 6”, que Jésica Roth conduce por Canal 6 ERTV, el médico explicó que “con este implante, a través de un electrodo, se estimula el nervio auditivo y se le dá la posibilidad de escuchar a alguien que no lo puede hacer. En el caso de este niño, nació en el hospital, tenía una hipoacusia neurosensorial bilateral, en ambos oídos. En la etapa del pre-lingual, si no puede escuchar, es imposible que pueda desarrollar el habla, por eso la importancia de este tipo de intervenciones. Esto es fantástico, porque puede escuchar, podrá hablar y en el caso de este pequeño, calculamos que va a hacer una vida normal”.

– ¿De qué manera temprana se puede detectar si el chico tiene hipoacusia?

– Todo recién nacido debe tener lo que se llama la fotoemisión acústica, que es obligatoria por ley. A cada chico que nace en el hospital se le hace ese estudio, para conocer si tiene algún tipo de trastorno auditivo. Todo chico de alto riesgo necesita dos estudios más, un control a los 6 meses y más aún los chicos que puedan tener infecciones dentro del primer mes de vida, que estén internados en incubadoras o que hayan tenido algún trastorno importante…

Comments

comments