Crucesitas 7ª: Nuevo testigo en la causa por la desaparición de la familia Gill

0
91

La familia Gill, integrada por José Rubén de 56 años, su esposa Margarita Norma Gallegos de 26 y sus hijos María Ofelia de 12, Osvaldo José de 9, Sofía Margarita de 6 y Carlos Daniel de 2, fueron vistos por última vez el 13 de enero de 2002, en Viale, a 30 kilómetros de “La Candelaria” en Crucesitas 7ª, el campo en el que vivían y donde el hombre trabajaba como peón.

Sus familiares hace 15 años que no saben nada de su paradero y por estos días el fiscal de la causa judicial Federico Uriburu, confirmó a Elonce TV que hay un nuevo testigo que brindó datos para reencaminar la búsqueda y se mostró “esperanzado” por las novedades que surgieron.

Por la desaparición de la familia, en el centro de la investigación siempre estuvo el dueño de la estancia, el alemán Alfonso Goette, quien en aquel entonces promediaba los 60 años, el cual murió el 16 de junio de 2016 en un trágico despiste.

El nuevo testigo señaló que Goette, le hizo hacer varios pozos en el campo, uno sobre un curso de un arroyo, que se presume podría ser el sitio donde fueron enterrados los cuerpos de los integrantes de la familia.

“Estaríamos hablando de una noticia que cerraría la peor de las hipótesis, pero también daría respuesta a los familiares y a uno de los misterios más grandes que hay en la provincia, como lo fue, la desaparición de una familia, de un día para el otro”, remarcó Uriburu.

Comments

comments