Según estudios, el 50% de las mujeres mayores de 50 años padece osteoporosis

0
9

La osteoporosis, es una enfermedad que disminuye la cantidad de masa ósea y la resistencia del hueso, provocando 90 casos diarios de fractura de cadera en Argentina. Según estadísticas a nivel nacional, afecta a 1 de cada 2 mujeres a partir de los 50 años y a 1 de cada 5 hombres, en su mayoría después de los 65 años.

Beatriz Oliveri, jefa del área de Osteoporosis y enfermedades metabólicas óseas del Instituto de Inmunología, Genética y Metabolismo, que depende del CONICET (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas) explicó que en las mujeres, la osteoporosis “aparece a partir de la menopausia, con la disminución de los niveles de las hormonas estrógeno y progesterona. Sobre todo 5 años después de haberse iniciado esa etapa femenina se puede perder hasta un tercio de la masa muscular. En el hombre en tanto, se presenta a raíz del envejecimiento y es un proceso gradual”. No obstante esos datos, aclaró que puede aparecer de forma más temprana por una causa secundaria, como el uso de corticoides, ingesta de alcohol, drogas, la disminución de hormonas masculinas o pérdida de calcio en orina.

La fractura de cadera, que es la consecuencia más severa de la dolencia, provoca la muerte del 20% de las mujeres mayores en el año posterior a sufrirla y en hasta un 35% de los hombres, “porque se altera la calidad de vida y muchos quedan débiles o precisan ser internados, ya que tienen una alta dependencia para realizar sus actividades básicas, como subir escaleras o levantarse del sillón” destacó la profesional.

 

Cómo prevenirse   

 

Las formas de prevenir o alejar la aparición de esta afección pueden comenzar desde edad temprana, teniendo hábitos saludables, incluso en la niñez y comienzo de la adolescencia. “La práctica regular de ejercicios es fundamental, sobre todo cuando se está formando una buena masa ósea en los jóvenes, lo que concluye a los de 20 a 30 años. De esta forma, la pérdida o debilitamiento del hueso se produce más lentamente, siempre que se acompañe de una buena alimentación e ingesta de vitamina D”, dijo Oliveri. Quienes precisan un mayor consumo de calcio son los mayores de 70 años, las mujeres en la etapa de la menopausia y entre los 9 y 13 años, “cuando se forma el 50% del esqueleto” explicó.

La mejor forma de incluir la ingesta de ese macromineral es a través del consumo diario de tres porciones de lácteos, aunque la experta recomendó como complemento medio plato de espinacas crudas o una taza de brócoli. La presencia de la vitamina D, que se adquiere con la exposición al sol (un hábito hoy en descenso por las consecuencias en la piel), es muy escasa en los alimentos, por lo que los médicos suelen recetar un suplemento a quienes estén bajo tratamiento con la debida recomendación médica, a partir de los 65 años.

 

La actividad física      

 

Para realizar actividad física, punto fundamental para fortalecer y proteger los huesos que se encuentran muy unidos a los músculos, se aconseja realizar tareas aeróbicas durante 30 minutos, tres veces por semana como mínimo, ya sea caminar, andar en bicicleta o jugar al fútbol y evitar ser sedentarios. También se incentiva evitar hábitos negativos, como la ingesta en exceso de alcohol, tabaco, drogas, además de procurar tener una casa segura para evitar caídas, alfombras sueltas, tener una agarradera para no resbalarse, no dejar cables sueltos, ya el 80% de las mujeres e igual porcentaje de hombres se fracturan dentro de la vivienda.

Comments

comments