Provincia y Nación articulan acciones para reducir el embarazo adolescente no deseado

0
9

Para abordar acciones conjuntas para reducir los embarazos no intencionales en adolescentes, las ministras de Salud, Sonia Velázquez; de Desarrollo Social, Laura Stratta; el presidente del Consejo General de Educación, José Luis Panozzo y la presidenta del Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia (Copnaf), Marisa Paira, se reunieron con el secretario Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, Gabriel Castelli y su equipo, para interiorizarse del Plan Nacional de Prevención y Reducción de Embarazo no Intencional en la Adolescencia.

En la oportunidad se acordó crear un equipo técnico interministerial en la provincia como un primer paso para adherir a esta estrategia que será lanzada en 2018.

El funcionario nacional, explicó: “Vinimos a presentar el Plan nacional de Prevención y Reducción de Embarazo no Intencional en la Adolescencia, que es desarrollado conjuntamente por los Ministerios de Educación, de Salud y de Desarrollo Social de la Nación, para el que estamos invitando a que se sumen las provincias, de alguna manera espejando lo que hicimos desde las reparticiones nacionales, y asumiendo que esta realidad que afecta a tantas adolescentes nuestras tiene que ser tratada desde los tres ministerios”.

Entre Ríos fue seleccionada en el primer grupo de jurisdicciones en las que se aspira a implementar el plan desde enero de 2018 (las demás provincias priorizadas para el período 2017-2018 son: Buenos Aires; Catamarca; Corrientes; Chaco; Formosa; Jujuy; La Rioja; Misiones; Salta, Santiago del Estero y Tucumán).

Para definir la prioridad se tomó en cuenta a aquellas provincias que registran los índices más altos de embarazo no intencional declarado por las mismas adolescentes. En ese sentido se indicó que el 15 por ciento de los embarazos que se producen cada año en Argentina corresponden a adolescentes; por año unas 108 mil chicas menores de 18 años son madres, de las cuales 73 mil manifiestan que el embarazo no fue buscado.

“Considerando las consecuencias que tienen los embarazos no intencionales en chicas tan jóvenes, en la vida de los chicos y de sus familias, la implementación de este Plan, busca crear conciencia sobre las mismas para prevenirlas y que realmente la decisión de dar a luz a un niño sea una elección libre y responsable, y que los jóvenes dispongan de todos los elementos al momento de decidirlo”, declaró Castelli.

“Estamos dispuestos a aportar recursos humanos y financieros para eso, pero queremos que se logre a través del consenso, por eso convocamos a los ministerios y las áreas intervinientes: para que desde el momento cero esto sea un trabajo hecho, pensado y coordinado de manera conjunta”, completó el secretario de Niñez, Adolescencia y Familia.

El Plan, que se hará efectivo a partir de enero del año que viene, contempla el desarrollo de acciones puntuales que van desde campañas de comunicación hasta trabajos más profundos dentro de las escuelas, el uso de redes sociales donde los chicos puedan informarse y asesorarse, culminando con la creación de la figura del asesor de salud como actor presente para que los chicos tengan alguien de consulta permanente en los ámbitos que más reconocen.