Chemes (CRA): “La competitividad hay que generarla buscando una baja de impuestos”

0
5

Visitó el “Centro Periodístico de Entre Ríos”, el vicepresidente de Confederaciones Rurales Argentinas, Jorge Chemes (ex diputado nacional, entre 2009 y 2013 y ex presidente de la Federación de Asociaciones Rurales de Entre Ríos), quien dialogó con el Cont. Fernando A. Huck, director de El Observador y conductor del programa “Grandes Reportajes” que se emite por Canal 6 ERTV. El dirigente agropecuario se refirió al presente del sector, “presión impositiva”, su paso por la política, entre otros temas.

– ¿Qué cambió con el gobierno de Mauricio Macri para el campo?

– Lo que veo como positivo del gobierno del presidente Macri como el del gobernador Bordet, es que ven al sector agropecuario como columna vertebral de crecimiento y desarrollo y no como fuente de recursos fiscales, como ocurrió en el gobierno anterior. No les importaba si crecíamos o teníamos problemas, mientras pagáramos los impuestos, lo demás era un cuento. Hoy tenemos un escenario diferente al que había cuando estaba el kirchnerismo, tenemos autoridades con las que podemos dialogar y debatir. Lo que sí veo es que esta gestión nacional tiene una visión excelente de los objetivos a mediano y largo plazo, pero no tiene en claro la visión de que el productor necesita que lo ayuden hoy, en la urgencia, con sus problemas inmediatos, porque hay muchos que no van a llegar a ver ese momento donde se produzca ese arranque o que el campo pueda resurgir.

– ¿Quiénes están bien o mal hoy?

– El que diversificó e hizo diferentes sistemas productivos dentro de su mismo campo, tiene una situación más aliviada. Ahora el que hizo tambo solamente por ejemplo, está muy mal y muchos de ellos han tenido que dejar la actividad. En mi caso, a pesar de las dificultades seguí, porque mi campo se adapta más para tambo o ganadería que para agricultura por ejemplo. Y además, cuesta cerrar o dejar algo por lo que uno luchó e hizo hasta lo imposible para salir adelante. Con el precio que tenemos en la actualidad, no se pierde plata, el problema es que con esos valores, no logramos pagar las deudas que se generaron cuando había déficit. Hoy se está cobrando entre $ 5,30 y $ 5,80 por litro y para producirlo, el costo es entre $ 4,80 y $ 5 según la escala y tipo de producción…

– Desde los sectores productivos se viene solicitando una reforma impositiva, ¿cree que se podrá lograr?

– Hay que apuntar a darle prioridad a que el que más gana, más tiene que pagar y el que menos gana, debe abonar menos, pero no podemos tener el mejunje de impuestos que tenemos en la actualidad, muchos de los cuales se superponen. Hoy quizás se necesitaría de un dólar más alto, con lo cual se podría exportar mejor, pero sabemos que eso le pegaría al bolsillo de la gente. Por lo tanto, la competitividad que no se puede conseguir porque no se puede aumentar el dólar, hay que generarla buscando una baja de impuestos, para que sea un alivio sobre la espalda del productor. Hoy tenemos a la mayoría de las economías regionales con problemas, porque facturan menos de lo que necesitan, porque no hay precios rentables, porque con el dólar que tenemos es muy difícil exportar…

– ¿Cuánto ayudaron las retenciones agropecuarias?

– A quienes producen maíz, trigo, sorgo o girasol, les va un poco mejor, pero no en la medida que se esperaba, porque una parte de las bajas que tuvimos en las retenciones, fue neutralizada con los aumentos de costo de producción, como por ejemplo, con el incremento del precio del gas oil. Pero también hubo aumentos en la energía, semillas, fertilizantes…

– ¿Hay buenas perspectivas para el sector ganadero?

– La ganadería estuvo muy mal hasta que perdimos 12.000.000 de cabezas y a partir de esa situación, se empezó a generar una recuperación, pero no porque los precios hayan cambiado. Hoy la ganadería está pasando por un buen momento, el gobierno está encarando una política de exportación interesante, tratando de recuperar los mercados externos que habíamos perdido durante el gobierno kirchnerista y tratando de ver qué negocios se pueden hacer. Todavía la solución no es definitiva, porque hay que reacomodar el sistema que se desordenó…

– Le tocó ser diputado en un momento donde el Frente para la Victoria tenía mayoría en el Congreso…

– Fue difícil, no se pudo hacer mucho, porque ni siquiera podíamos limitar el arranque de las sesiones. No obstante eso, se generaron muchos proyectos que tuvieron dictamen dentro de las comisiones. A veces se piensa que cuando el diputado se va de la Cámara se termina todo y no es así, porque uno deja acumulado una reserva de iniciativas que cualquier diputado las puede retomar y someterlas a votación y hacerlas ley.

– ¿Le gustaría volver a ser legislador?

– Me gustaría, porque en este momento se puede trabajar y se podría hacer lo que no pudimos realizar durante el período que estuve. Lo que sí, no me sentí cómodo en lo político, porque muchas veces se piensa más en política que en la gente.

– ¿Qué perspectivas ve para Argentina?

– Creo que Argentina va a estar mejor, más allá de que se tienen que hacer ajustes que son inevitables. Sabemos que lo que se gasta de más, en algún momento hay que recuperarlo, pero tenemos un futuro muy bueno, porque somos un país con capacidad de producción en todo y como para poder seguir adelante por nuestros propios medios.

Comments

comments