Basavilbaso: Nuevo aniversario de la Cooperativa Lucienville Ltda.

0
5

Este sábado 12 de agosto se celebrarán los 117 años de la fundación de la Cooperativa Lucienville Limitada de Basavilbaso y se reconocerá la labor de un grupo de colonos de la Aldea Novibuco de la Colonia Lucienville, quienes junto al maestro de la escuela y al administrador de la Jewish Colonization Asociation (JCA), fundaron la primera Sociedad Agrícola Israelita, sentando las bases del cooperativismo agrario entrerriano y argentino.

Haciendo un repaso por sus orígenes podemos mencionar que la entidad se sustentaba en los principios de unión y solidaridad y respondía a la necesidad de organización de los socios, quienes hicieron su aporte, reuniendo un capital de diecisiete pesos en total. Hasta ese momento la población de la colonia no había sentido la necesidad de organizarse para defender sus intereses económicos por cuanto la labor agrícola no era para ese entonces de proporciones significativas. Esta situación se vio modificada ante el arribo de los colonos llegados a fines del siglo XIX, inmigrantes de distintos países de Europa. Ellos veían con gran preocupación las grandes distancias despobladas en derredor suyo, como también la falta de comercio organizado y mercado para la producción, lo que provocaba la paralización de cualquier iniciativa de parte de los agricultores y un estado de ánimo lleno de pesimismo.

Por otra parte, las condiciones contractuales a las que estaban sujetos estos colonos eran rigurosas y demandaban grandes sacrificios, donde sus resultados no siempre eran satisfactorios para cumplir con los compromisos contraídos.

Ante esta situación se concretó en 1900 la creación de la Cooperativa Agrícola Lucienville Limitada. Su nombre, dado a la colonia y adoptado por la institución en 1926, se tomó en homenaje al hijo del Barón Hirsch, Lucién, quien falleció a temprana edad en 1887. Puede destacarse que en el presente, entre sus socios y miembros del Consejo Directivo, se encuentran descendientes de estos fundadores que representan a la tercera y cuarta generación de cooperativistas y que orgullosamente ostentan los ideales del cooperativismo agrario.

El acta fundacional establecía que los socios podían ser “ordinarios” y “extraordinarios”, los primeros eran los colonos y los empleados de la JCA y los segundos aquellas personas que sin ser colonos se interesaban en temas agrícolas o pudieran resultar útiles a la entidad.

La Cooperativa Agrícola Lucienville Ltda., fue adquiriendo particular incidencia en las diversas actividades económicas del agro regional, entre ellas acopio de semillas, su industrialización y comercialización, al tiempo que fue reforzando su rol como centro de servicios sociales para los asociados.

Los principios que sostenían eran, la adhesión libre y voluntaria, la gestión democrática por parte de los asociados, la participación económica de los socios, la autonomía e independencia, educación, formación e información.

En la actualidad al servicio del productor agropecuario, la entidad cooperativa que este 12 de agosto celebra el 117º aniversario de su fundación, brinda a los vecinos de la comunidad, la zona y la región, diversas actividades en beneficio de cada uno de ellos.

Comments

comments