¿Podrá ayudar el tren a abaratar costos para las economías regionales?

Publicado el 11 de Agosto de 2017 por

En el marco del plan de reestructuración de todo el sistema ferroviario, el Gobierno Nacional buscará multiplicar el uso del transporte de carga a través del tren, reemplazando en parte a lo que se hace con camiones. Esto se logrará cuando esté concluido el proyecto del “Belgrano Cargas” que integran las líneas San Martín, Urquiza y Belgrano que, en total, cubren 9.000 kilómetros de vías, de las cuales, alrededor de la mitad serán reparadas y renovadas. A esto se sumarán las líneas Sarmiento, Mitre y Roca, que están en manos privadas.

De esta manera se planea pasar del 4% de la carga que en la actualidad viaja en tren a al menos el 15%. Con este cambio, aseguran desde el gobierno, se abaratarían los costos de traslado de mercadería de todas las economías regionales y las pequeñas y grandes empresas. Según datos que maneja el Gobierno Nacional, el transporte de carga por tren es hasta 50% más económico que en camión.

“Hay al menos 60 años de abandono del sistema ferroviario que hay que revertir. Hace décadas, el transporte de carga se realizaba casi en su totalidad en tren”, señaló a Ámbito.com, Ezequiel Lemos, presidente de Trenes Argentinos Carga.

En Brasil, el 21% del transporte de carga se realiza por tren; en EEUU es el 45% y en Canadá, el 55%. “El camión es eficiente para distancias menores a los 400 kilómetros, como sucede en Europa. La otra opción son las hidrovías, pero el tren, en un país como Argentina, debe tener un papel fundamental”, agregó Lemos.

Por el deterioro de la mayoría de las vías, las formaciones no pueden circular en la actualidad a una velocidad de más de 15 km/h, ya que el 45% del tenido de vías tiene un nivel de deterioro que imposibilita una mayor exigencia. El trayecto entre Jujuy y el puerto de Rosario demanda un promedio de 22 días. Cuando todo el plan esté finalizado, el tiempo se reduciría a menos de 4 días.

“La prioridad es la línea Belgrano, cuya remodelación está en marcha, que revitalizará a todo el norte argentino. Es un trabajo difícil, porque no se trata sólo del cambio de las vías. Hay que adaptar la mayoría de los puentes para que puedan soportar el peso de los nuevos trenes”, señaló el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich.