Crespo: Realizaron allanamientos por supuesto caso de abuso a través de las redes sociales

0
3

El “grooming”, es una práctica de acoso y abuso en contra de niños y jóvenes, fundamentalmente a través de las redes sociales. Quienes cometen este delito, generalmente se acercan a los menores para ganar su confianza y crear ciertos lazos emocionales con el fin de abusar de ellos. Este martes, la policía local realizó 2 allanamientos, en el marco de una investigación en el que se habría cometido un hecho de esta naturaleza, siendo la afectada, una menor de 14 años.

Al respecto, el jefe de la dependencia policial local, Crio. Ppal. Miguel Retamar, comentó que “días pasados recibimos una denuncia de parte de un hombre, quien nos informaba que su hija mantenía una conexión con personas mayores, a través del Facebook, con quienes hubo intercambio de fotos. En base a esa situación, nos comunicamos con la fiscal de Violencia de Género y Abuso, Dra. María E. Schmidt y se inició la investigación correspondiente. En ese marco, personal de Investigaciones de la comisaría logró determinar 2 domicilios puntuales, uno en B° Seco y otro en B° del Rosario, por lo que con esos datos, se solicitó una orden de allanamiento, la que se cumplió este martes, ordenado por la jueza de Garantías, Dra. Paola Firpo”.

En el procedimiento, se secuestraron celulares y otros elementos electrónicos, que tendrían relación con este hecho delictivo, que tiene una pena de prisión de entre 6 meses a 4 años. “En algunos casos hay abusos y en otros, puede llegar a haber delitos contra la integridad física. En esta situación puntual, no hubo daños ni lesiones para esta menor” remarcó el funcionario.

El comisario señaló que “por el momento hay 2 personas identificadas” y detalló que “seguramente con el transcurrir de los días, habrá más novedades” en la investigación iniciada. Aclaró que la víctima y los victimarios “no se conocían en un principio, pero comenzaron a relacionarse por la red social; después, como suele ocurrir en otros casos, la persona mayor, le solicita un número de teléfono y whats app, lo que continuó, con los intercambios de fotos”.

Desde la fuerza policial se valoró el accionar de los familiares de la menor, por estar atentos en el control de lo que se realizaba la joven en las redes sociales, lo que posibilitó advertir a tiempo este hecho.