Pidieron 12 años de cárcel para el acusado de abusar de una niña en Feliciano

0
2

Desde la Fiscalía de San José de Feliciano, reclamaron la pena de cárcel para el hombre de 70 años y la absolución para la madre de la víctima, que era acusada de cómplice e investigarán si la hermana también fue violada

Las sospechas de abuso sexual de una niña fueron confirmadas según la Fiscalía, pero no así la hipótesis de que la madre de la víctima la entregara al violador a cambio de dinero. Por ello se pidieron 12 años de prisión para el sujeto de 70 años, y la absolución para la mujer, quien a falta de pruebas resultó ser inocente y durante seis años la mantuvieron separada de su hija. Además, a partir de testimonios en el juicio, investigarán si la hermana de la menor también fue víctima de abusos por parte del mismo acusado.

El caso que fue juzgado sucedió entre 2007 y 2011, en la vivienda del acusado, según lo relevado en el expediente. Y llegó a conocimiento de la Justicia a partir de que la víctima, a los 11 años, le pidiera a amigas que la filmaran con un celular relatando el calvario que sufría. Este video fue observado por una trabajadora social y el equipo técnico de un taller al que asistía la chica, quienes hicieron la denuncia.

El celular fue secuestrado y el video fue pasado a un soporte digital por parte de la Dirección Inteligencia Criminal de la Policía de Entre Ríos, para luego ser anexado al expediente. El entonces Juzgado de Instrucción de Feliciano perdió el teléfono y el video completo, solo sobrevivió un extracto breve del mismo que pudo ser observado en el juicio por las partes. Se trató de una prueba fundamental, pero también en el debate declararon más de una decena de testigos que aportaron elementos que fueron valorados al momento de la acusación.

La declaración más importante era la de la víctima, quien muy tímidamente ya había contado lo que sufrió en Cámara Gesell. En el juicio la adolescente ratificó que fue abusada por el hombre, pero desvinculó a su madre de la versión que indicaba que cobraba plata para facilitársela al violador.

Finalmente, la fiscal Carolina Castagno consideró que se logró probar en forma suficiente que el sujeto cometió el delito y lo acusó por “Abuso sexual gravemente ultrajante”, por lo cual solicitó 12 años de prisión.

Además, Castagno dijo que iba a pedir a la Unidad Fiscal de Feliciano que abriera un nuevo legajo en el marco de esta causa para investigar si la hermana de la víctima fue también abusada sexualmente por el acusado. Esto, a partir de las sospechas que se generaron tras las declaraciones de testigos en el debate que refirieron que tal situación también se habría dado, y no podían dejarse pasar de largo acusaciones de semejante tenor.

El abogado defensor de la madre de la víctima, Roberto Alsina, si bien la mujer ya no había sido acusada, planteó brevemente que era necesaria la absolución ya que ella no sabía nada de lo que le ocurría a su hija.

Por último, el defensor del acusado de violación, Claudio García, alegó la falta de elementos suficientes para que el hombre sea condenado por lo que reclamó la absolución, al desestimar principalmente los testimonios así como la prueba del video. En forma subsidiaria, pidió que se condene al sujeto a la pena mínima del delito de Abuso sexual simple.

Por su parte, la representante del Ministerio Pupilar, Susana Carnero, presenció el juicio en el que bregó por el respeto del derecho a la menor víctima en la causa.

El Tribunal de Juicio integrado por Elisa Zilli, Ricardo Bonazzola y Alejandro Grippo, luego de escuchar los planteos de las partes, anunció que la semana que viene dará a conocer el adelanto de la sentencia.

 

Restablecer el vínculo familiar

Roberto Alsina, el abogado defensor de la madre de la víctima, que fue juzgada, pidió ayer que se arbitren los medios, a través del Ministerio Pupilar o de los organismos pertinentes, para lograr una revinculación lo más armónica posible entre la hija y los padres. El abogado cuestionó que la última prueba válida en la causa se produjo en 2012 y recién en 2017 se hizo el juicio. Y durante todo este tiempo se mantuvo a la menor en una institución, separada de sus padres que, según la Justicia, terminaron siendo inocentes.