Cerini: “Si el precio se mantiene o tiende a subir, no será un año tan malo como fue el 2016 para el productor de cerdos”

Publicado el 3 de Agosto de 2017 por

Según un análisis que realizó la Asociación Argentina de Productores Porcinos, en base a la información del “Sistema Informático de la Aduana”, nuestro país importó en junio, más del doble de los cortes porcinos que ingresaron en el mismo mes del 2016. Brasil sigue siendo el principal vendedor, con el 90% de los productos porcinos que llegaron del exterior, seguido de Dinamerca, con el 10% restante. Desde la Cámara de Productores Porcinos de Entre Ríos, alertaron sobre las consecuencias que provoca esta política de apertura, “no solamente en términos de competencia, sino de peligros sanitarios”. Cabe acotar que la tendencia de crecimiento de las importaciones de carne de cerdo se mantiene en Argentina desde 2016. Según los datos históricos, ya en junio pasado había trepado a un 37,5% interanual. En ese marco, el presidente de la Cámara, Juan Pablo Cerini, explicó que “lo de Dinamarca, es más específico y no tan nocivo para el mercado como lo es Brasil, que es un competidor y un productor de cerdo de primera línea en el mundo, por tradición y nivel de integración que tienen sus empresas, similar al esquema avícola de Argentina, pero con una escala mucho más grande de producción. Por otra parte, está la recesión que viene sufriendo ese país, lo que hace que la economía competitiva del productor brasileño sea mucho más elevada que la nuestra”.

Sobre el presente del sector, en diálogo con Canal 6 ERTV, Cerini mencionó que “la realidad es que estamos ante el precio más bajo del año, que es lo que ocurre generalmente en los meses de invierno, donde cae el valor. Hoy, producir un kilo de carne de cerdo tiene un costo de entre $ 19 y $ 20 y el precio está por encima de eso. Si el mismo se mantiene y tiende a subir a partir de agosto, no va a ser un año tan malo como lo fue el 2016 para el productor. Es decir, va a promediar entre regular y bueno. El anterior fue muy duro, por el coctel de medidas y situaciones que le tocó atravesar al sector”.

El dirigente dijo que hay un panorama alentador porque el consumo sigue mejorando y sostuvo que “el cerdo ha ganado su lugar dentro de la parrilla del argentino con el matambre, la costilla y cortes que uno suele consumir los fines de semana, pero ya también se imponen las costeletas, las milanesas y todo lo que se está promocionando a través del programa de consumo de cerdo a nivel nacional, que lo estamos impulsando las distintas cámaras provinciales”.