Más repercusiones tras persecución y disparos en Paraná con crespenses involucrados

0
3

Efectivos de la Dirección Toxicología de la Policía, tenían la información acerca de personas de Crespo que llegarían a Paraná para vender drogas sintéticas en una fiesta. Por esto se montó un operativo en la zona del Parque Industrial de Paraná, con el objetivo de interceptar e identificar a los sospechosos. El procedimiento terminó con una persecución y disparos, tres detenidos y un policía herido al ser atropellado y luego demorado por la Fiscalía.

 

En los primeros minutos del domingo, los uniformados de Toxicología se habían apostado en la ruta nacional 12 y calle Salellas, en inmediaciones del acceso a la área de fábricas de la capital provincial. Esperaban el paso de un vehículo en el cual se dirigirían las personas señaladas.

 

Según informó la Policía, eran las 0.15 cuando divisaron el auto Ford Ka que transitaba en sentido de ingreso a la ciudad. Un comisario principal que trabaja en la Dirección de Toxicología, les hizo señas ordenando que detengan la marcha pero, por el contrario, el auto intentó esquivarlo, en la maniobra lo embistió y arrastró unos metros. El vehículo avanzó y luego su conductor realizó una maniobra avezada: realizó un derrape y giró para dirigirse en sentido contrario al que iba. En ese momento, el policía había quedado en el suelo, sacó su arma reglamentaria y efectuó tres disparos. Según su versión, temía ser embestido otra vez y le apuntó a las ruedas, pero el auto se hundió un poco en un badén, por lo cual las balas impactaron en la mica de las luces.

 

Luego el policía se subió al patrullero y comenzó a perseguirlos. El Ford Ka detuvo su marcha en la estación de servicios YPF ubicada en el cruce de la ruta 12 con la avenida Jorge Newbery, donde sus 3 ocupantes fueron arrestados. Atrás llegaban los otros uniformados que participaron en el procedimiento y habían pedido refuerzos.

 

Pérez aseguró que en la persecución observó que desde el auto se arrojó un envoltorio. Al recorrer la zona hallaron una bolsa con 14 gramos de cocaína.

La fiscal Patricia Yedro dispuso el traslado de las tres personas del auto a la Alcaidía de Tribunales, y horas más tarde fueron liberados. Se trata de dos jóvenes de 24 años y otro de 25, domiciliados en la zona céntrica de Crespo, que se dirigían a una fiesta en calle Liniers de Paraná.

A su vez, el policía fue demorado en la Alcaidía de la comisaría quinta (dependencia que estuvo varios años a su cargo) y más tarde recuperó la libertad. Antes debió ser asistido en el hospital San Martín por los golpes sufridos en las rodillas como consecuencia de la embestida.

 

Se dispuso el secuestro de la droga, del auto y del arma utilizada por el uniformado, entre otros elementos. En las próximas horas, la Fiscalía decidirá las medidas que corresponden seguir en el marco de las causas que se originaron: una contra el conductor del auto por el delito de lesiones y otra contra el comisario por el supuesto delito de abuso de arma, publica Diario Uno.

 

Las versiones que habría de cada parte es que el funcionario habría disparado en defensa propia en el marco del operativo tras haber sido atropellado, y por su parte los jóvenes argumentarían que tuvieron esta actitud porque pensaron que iban a ser asaltados. Al ver un hombre de civil que se cruzó en su camino y solo tenía el chaleco de la Policía que no habrían advertido, intentaron evadirlo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here