Preocupación en industrias avícolas por falta de competitividad y sobreproducción

0
2

El presidente del Centro de Empresas Procesadoras Avícolas (CEPA), Roberto Domenech, confirmó que las principales compañías del sector acordaron un recorte del 12% en la producción, por un sobre-stock, debido a la retracción del consumo interno y a una merma en las exportaciones. Según se informó, hubo un aumento interanual de la faena de animales que fueron criados para abastecer un mercado que no creció al mismo ritmo, “lo cual empujó peligrosamente hacia abajo el precio promedio del kilo de pollo”.

El dirigente consideró que hay que reducir la oferta y precisó que lo que sobra en el mercado está en el orden del 12%. En esa línea, pidió tomar conciencia de la necesidad de reducir producción, porque sino, varias empresas podrían terminar cerrando.

En diálogo con “Diario 6”, que Jésica Roth conduce en Canal 6 ERTV, el titular de CEPA recordó que “hemos llegado a exportar 400.000 toneladas de carne de pollo y este año, estimamos que con un esfuerzo muy grande, este año estaremos en 225.000 y con números en rojo en cuanto a la venta al exterior, porque los costos son muy altos y al estar un dólar tan ‘planchado’ y con la inflación interna que tenemos, la situación se torna muy difícil. Tuvimos un aumento en dólares de los costos del 20%, lo cual hace que no tengamos precios competitivos para el mercado internacional. Por lo tanto, lo que se producía para exportar, se está volcando al mercado interno, donde hay una sobreoferta, que lógicamente deprime los precios y también hace que esos números rojos se trasladen al mercado local. No somos nosotros los únicos que nos quejamos, sino que en realidad la mayoría de los que exportan están teniendo la dificultad por el atraso cambiario. Y hasta que se logre lo que se está necesitando, es inevitable reducir la producción”. Acotó que “lo que se está tratando por todos los medios es que los componentes del sector, incluidos los funcionarios y representantes sindicales, entiendan que estamos en un problema difícil y en la medida que podamos tomar conciencia todos, evitaremos problemas mayores, como los que ya hay en la provincia de Buenos Aires, como se dieron con la firma Rasic o en Entre Ríos y con otras empresas más, que entran en un proceso de debilitamiento financiero y se generan conflictos muy graves. En un contexto económico donde en general, los consumos de todos, sean en alimentos, indumentaria o línea blanca, están acotados, vemos un horizonte de alguna manera preocupante”.

Además del “atraso en el tipo de cambio”, los productores avícolas señalan como variables que impiden mejorar la competitividad, los incrementos en los gastos, en la energía eléctrica, los costos laborales y logísticos y la falta de créditos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here